Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

Un láser que neutraliza la amenaza de los rayos y recupera su energía

Un láser que neutraliza la amenaza de los rayos y recupera su energía
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

Los rayos son uno de los fenómenos naturales más peligrosos e impredecibles. Los sistemas de protección son aún similares al pararrayos inventado por Benjamin Franklin, hace casi tres siglos. Sin embargo, científicos están desarrollando una tecnología basada en un láser que podría neutralizar esta amenaza.

Säntis es lel pico más alto del macizo de Alpstein, en el noreste de Suiza. Es un lugar muy especial para los científicos debido a sus condiciones climáticas extremas. Allí se encuentra un observatorio y una red de sensores que registran constantemente datos sobre este fenómeno natural, los rayos, que tienen un gran impacto en la sociedad: cada año mueren en el mundo entre 6.000 y 24.000 personas por este fenómeno que también provoca apagones, daños en los aparatos electrónicos e incendios forestales.

El rayo es la única fuente natural de campo electromagnético. No existe una fuente similar en la naturaleza o fabricada por el hombre. Produce campos sobre todo el rango de frecuencias, empezando por frecuencias muy bajas hasta radiofrecuencias, microondas e incluso rayos X y rayos gamma.

Farhad Rachidi explica que "lo que hacemos es medir estos campos electromagnéticos, lo que nos ayuda mucho para entender el funcionamiento de los mecanismos físicos; pero también nos permite validar el modelo teórico que estamos desarrollando con el fin de simular el efecto del rayo y proteger su estructura."

Esta información permite a los científicos comprender mejor el proceso de formación del rayo y desarrollar un sistema de protección. Gracias al proyecto europeo Laser Lighting Rod los científicos están probando un instrumento basado en el uso de descargas de rayos ascendentes a través de un potente láser.

Aurélien Houard, Coordinador de Proyectos y Físico en el Laboratorio de Óptica Aplicada de Palaiseau, explica que "la idea de querer controlar el rayo con un láser no es nueva. Gracias al láser podemos proyectar la energía a larga distancia con el fin de crear un camino para el rayo y convertirlo en una especie de guía vaciando el aire con la ayuda de impulsiones de láser muy potentes".

Las pruebas de laboratorio reproducen un rayo a escala de uno o dos metros, pero en el futuro, el instrumento será capaz de tratar con un auténtico rayo de entre unos cientos de metros a un kilómetro de largo.

"Instalamos un pequeño pararrayos junto a nuestro láser que guiamos hacia el rayo" -prosigue. Traemos de la nube todas las cargas eléctricas, lo que permite proteger el láser y también trae la corriente hacia la tierra para proteger todo lo que hay alrededor."

Este tipo de láser está basado en un sistema que podría utilizarse fácilmente para la protección de instalaciones especialmente vulnerables, tales como plantas de generación de energía, centrales nucleares o aeropuertos, pero también lugares con una gran concentración de personas.