Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.
Última hora

La villa romana de la Noheda muestra sus impresionantes mosaicos, los mejores del Imperio

La villa romana de la Noheda muestra sus impresionantes mosaicos, los mejores del Imperio
Euronews logo
Tamaño de texto Aa Aa

En la comunidad autónoma española de Castilla-La Mancha se encontraba bajo tierra un tesoro arquitectónico que nadie podía imaginar. Una lujosa villa de la Hispania romana, adornada con el mayor mosaico figurativo del mundo y una colección de 500 piezas de mármol.

La hacienda de 10 hectáreas pertenecía a un hombre de negocios extremadamente rico que poseía un gusto exquisito por el arte.

Pese a su grandiosidad, el descubrimiento del mosaico fue accidental. Hace diez años comenzaron las obras de recuperación en la localidad de Villar de Domingo García. Ahora el yacimiento se une a la red de Parques Arqueológicos para el disfrute del público.

Consejería de Cultura de Castilla-La Mancha
Detalle del panel del mito de PélopeConsejería de Cultura de Castilla-La Mancha

El arqueólogo Miguel Ángel Valero explica el valor del hallazgo:

"La conjunción de una arquitectura arrogante con unas dimensiones abrumadoras en cada una de las estancias, mármoles traídos de todo el Imperio de hasta 30 tipos, y esculturas de mármol traídas de oriente, lo que significa que la capacidad adquisitiva del propietario y las relaciones sociales son muy altas, porque para comprar mármol hay que pedirle permiso al emperador".

El propietario de la villa de Noheda tenía tanto dinero que hacía traer su vino desde Siria, a casi 5.000 kilómetros de distancia, en el siglo IV. Sin embargo, su identidad aún continúa siendo un misterio.

Consejería de Cultura de Castilla-La Mancha
Otro detalle del panel del mito de PélopeConsejería de Cultura de Castilla-La Mancha

Ana Martin es restauradora de arte y comisaria. Mientras limpia los mosaicos para que emerjan todos los colores, no deja de sorprenderse por la finura del trabajo de aquellos artesanos.

"Tiene unas teselas muy pequeñitas -dice- y con eso consiguen un nivel de detalle maravilloso, entonces se puede ver en las imágenes que tienen unas expresiones, una riqueza impresionante".

Leer: Noheda, la Pompeya española, abre al público