Última hora

El alcohol falsificado, problema de salud y gran negocio en Rusia

El alcohol falsificado, problema de salud y gran negocio en Rusia
Tamaño de texto Aa Aa

Rusia prosigue su cruzada contra el consumo excesivo de alcohol. Hay ciertos avances, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero aún queda mucho por andar.

Anton, estudiante de 21 años, lucha contra su adicción desde los 16 años. En su ciudad natal, Novy Urengoi, en el norte de Rusia, las tasas de alcoholismo son muy elevadas. Anton vio cómo el alcohol destruye vidas y decidió unirse al movimiento 'Rusia sobria'.

"Estoy furioso por lo que está ocurriendo en este momento, los grupos de presión del alcohol dicen que todo está bien, pero el alcohol se puede vender en todo momento y en todas partes. Nuestro objetivo, hoy, es identificar la venta de alcohol pasadas las once de la noche y castigar a los infractores", afirma Anton Borovsky, miembro del movimiento 'Rusia sobria'.

La ley rusa prohíbe la venta de bebidas alcohólicas en horas nocturnas, pero en muchos establecimientos se está violando esta ley.

"Es casi medianoche en Moscú, Anton acaba de comprar esta botella de cerveza que se usará como prueba para la policía", dice Galina Polonskaya, corresponsal de Euronews en Moscú.

El infractor ha sido llevado a una comisaría y tendrá que pagar una multa de hasta 1.500 euros.

Esta ley es una de las medidas estatales para reducir el consumo de alcohol en Rusia. Según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) éste ha caído un 43% entre 2003 y 2016.

El líder del movimiento 'Rusia sobria' está de acuerdo en que el país bebe menos, pero recuerda que no se tienen en cuenta todos los datos como, por ejemplo, el consumo de alcohol falsificado.

"Además de la parte legal del mercado, hay una parte falsificada, que también debe ser combatida. El Estado entiende esto, hace algunos intentos, pero hasta ahora son inútiles. Nuestros esfuerzos durante el año pasado han desvelado más de 1.500 toneladas de alcohol falsificado", cuenta Sultan Hamzaev, líder del movimiento 'Rusia sobria'.

Una de las zonas más oscuras donde se venden botellas baratas y falsas es Internet. Legalmente, esas ventas en línea están prohibidas. Pero el año pasado la facturación de este mercado ilegal superó los 30 millones de euros, un aumento del 23% desde 2017.

"Internet tiene muchas ofertas de alcohol, con grandes descuentos, en grandes cantidades. Naturalmente, todo es falso, y por supuesto estamos hablando de enormes ganancias", explica Andrey Busargin, director de Protección de Marca y Antipiratería del Grupo IB.

Estas ventas ilegales son un verdadero peligro para la salud. Cada año, más de 100.000 rusos necesitan ayuda médica tras beber bebidas falsificadas.

Uno de los mayores casos de intoxicación por alcohol falsificado ocurrió en Irkutsk, en 2016. Murieron 78 personas. Una tragedia que Rusia espera que no vuelva a repetirse.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.