Última hora
This content is not available in your region

Discurso de Navidad del rey Felipe VI: un mensaje más conciliador y optimista para España

Discurso de Navidad del rey Felipe VI: un mensaje más conciliador y optimista para España
Derechos de autor
AP - Castro, Blanca
Tamaño de texto Aa Aa

Felipe VI ha pedido este martes a los españoles que mantengan la confianza en ellos mismos y en el país ante las incertidumbres y dificultades globales y específicas de España, como la "seria" preocupación por Cataluña, y ha instado a afrontar el futuro unidos y sin "caer en los extremos".

El rey, en su sexto mensaje de Navidad, se ha dirigido a los españoles desde el Salón de Audiencias del Palacio de la Zarzuela, y en un momento político en el que se está a la espera del debate de investidura como presidente del Gobierno de Pedro Sánchez, ha aludido a esa circunstancia.

Lo ha hecho para subrayar que tras las elecciones del 10 de noviembre, los acontecimientos siguen el curso marcado por la Constitución.

De acuerdo con ello ha precisado que le corresponde al Congreso otorgar o denegar la confianza al candidato propuesto y, por tanto, "tomar la decisión que considere más conveniente para el interés general de todos los españoles".

Leer | Discurso de Navidad 2019 del rey Felipe VI íntegro

"Debemos tener más que nunca confianza en España, que siempre ha sabido abrirse camino con responsabilidad"

El monarca ha resaltado la fortaleza y la determinación de los españoles lo que considera que ha propiciado una sociedad dinámica y un estado sólido.

"Ante esa realidad no debemos caer en los extremos ni en una autocomplacencia que silencie nuestras carencias o errores ni en una autocrítica destructiva que niegue el gran patrimonio cívico, social y político que hemos acumulado", ha añadido.

La confianza en España cree que es consecuencia del carácter de sus ciudadanos, de la fortaleza de su sociedad y del adecuado funcionamiento de su estado y, por ello, ha animado a seguir confiando en el futuro.

El rey, que ha resaltado que en sus cuatro décadas de democracia, España se ha convertido en un estado social y democrático de Derecho que asegura la convivencia, se ha referido a inquietudes que persisten en España como la desconfianza de muchos ciudadanos en sus instituciones y, "desde luego" la "seria" preocupación ante la situación en Cataluña.

A continuación, ha resaltado todo lo que ha logrado España gracias a la Constitución y los valores que encarna ese texto que han permitido la convivencia.

De entre esos valores ha destacado el deseo de concordia "que gracias a la responsabilidad, los afectos, la generosidad, el diálogo y el respeto entre personas de ideologías muy diferentes derribó muros de intolerancia, de rencor y de incomprensión que -ha dicho- habían marcado muchos episodios de nuestra historia".

También ha apelado a la voluntad de entendimiento y de integrar las diferencias dentro del respeto a la Constitución, que ha precisado que reconoce la diversidad territorial y preserva "la unidad que nos da fuerza".

Asimismo, ha destacado el valor que supone el impulso de la solidaridad, la igualdad y la libertad como principios vertebradores de la sociedad haciendo de la tolerancia y el respeto manifestaciones del mejor espíritu cívico de la vida en común.

"El mundo no vive tiempos fáciles"

Felipe VI, que ha recordado a los afectados por las inundaciones sufridas por España durante este año, ha destacado el proceso de cambio que se vive en todo el mundo y asuntos a los que hay que hacer frente.

Entre ellos ha citado la nueva era tecnológica y digital, el rumbo de la UE, los movimientos migratorios, la desigualdad laboral entre hombres y mujeres o la manera de afrontar el cambio climático.

A ellas ha sumado la falta de empleo, sobre todo para los jóvenes, y las dificultades económicas de muchas familias y que ha considerado que siguen siendo la principal preocupación del país.

Tras recordar que este año se ha cumplido el quinto aniversario de su proclamación, ha reiterado su apelación a la confianza en España por el carácter de sus ciudadanos, del que cree que son un ejemplo las 41 personas a las que condecoró con la orden del mérito civil el día en que se celebraron los cinco años de su proclamación.

El rey ha recalcado que "España no puede quedarse inmóvil ni ir por detrás de los acontecimientos" y "ha de seguir recorriendo su camino sin encerrarse en sí misma como en otras épocas del pasado y levantando la mirada para no perder el paso ante los grandes cambios".

Los desafíos ha reiterado que no son sencillos, pero ha mostrado su convencimiento de que se superarán.

Un discurso optimista y "social"

Respecto a anteriores discursos, el de este año ha sido más conciliador, y centrado en la "sociedad", una de las palabras más repetidas, los "valores" y los "ciudadanos", la confianza y el respeto.

El año pasado, en plena tormenta por el desafío institucional de Cataluña la palabra más repetida, por delante incluso de "España", fue la convivencia.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.