Última hora
This content is not available in your region

FlexiOss, una técnica pionera polaca de reconstrucción de hueso a punto de comercializarse en la UE

euronews_icons_loading
FlexiOss, una técnica pionera polaca de reconstrucción de hueso a punto de comercializarse en la UE
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

En Lublin, en el este de Polonia, un grupo de médicos especializados son pioneros en el empleo de una innovadora técnica de creación de hueso artificial que ha evitado a varios pacientes sufrir una amputación.

Uno de los primeros en comprobar sus beneficios fue Daniel Bardega. Tras un accidente de moto se enfrentaba a un dilema: aceptar este procedimiento experimental o perder definitivamente su pierna derecha.

"Por supuesto, al principio había mucha incertidumbre, porque no había garantías de que mi cuerpo fuera a aceptar el material, que no fuera a rechazarlo", comenta Bardega.

Una gran parte del hueso de la pierna de Daniel quedó destrozada tras el accidente.

El doctor Adam Nogalski empleó piezas de este hueso artificial llamado FlexiOss junto con una placa de metal para reconstruir una sección de siete centímetros de su fémur.

"El principal problema de las cavidades del hueso fue resuelto implantando el nuevo material, que se coloca en pequeños segmentos en el hueso, como puede ver", comenta Adam Nogalski, jefe del departamento de cirugía traumatológica de la Universidad de Lublin. "Esta radiografía fue hecha ocho años después de la operación. El resultado del tratamiento es bueno, el paciente puede caminar sin muletas".

Un material moldeable expuesto a un menor rechazo

La tecnología de FlexiOss fue codesarrollada por la bioquímica Anna Belcarz.

Sabía que los médicos no estaban satisfechos con otras técnicas de remplazo de huesos en forma de polvo difíciles de manipular.

En cambio, FlexiOss puede ser cortado y moldeado estando seco y se vuelve flexible al ser mojado.

Está formado por componentes artificiales en lugar de por huesos de animal, lo que reduce el riesgo de rechazo.

Permanece en el cuerpo. Las células del hueso real crecen a su alrededor.

"Esto es FlexiOss, que parece una piedra pómez, pero no lo es", explica Anna Belcarz, jefa del departamento de Bioquímica y Biotecnología de la Universidad de Lublin. "Es un material que reemplaza al hueso, que, después de ser humedecido por una solución adquiere elasticidad y puede ser moldeado por un cirujano durante la operación quirúrgica".

Fondos de la UE y 14 premios

El proyecto FlexiOss ha obtenido un millón de euros de la Unión Europea, parte de ellos procedentes de los fondos de cohesión.

Ha sido reconocido con catorce premios y ha originado tres patentes.

41 personas han recibido hasta ahora estos implantes, en operaciones clasificadas todavía como experimentales.

Una de ellas es Jan Filus, que previamente había sido objeto de cinco infructuosas operaciones para reparar su fémur destrozado. Le acaban de implantar FlexiOss con el objetivo de que su hueso, por fin, vuelva a crecer.

"Solo quienes previamente han sido objeto de otros métodos que no han dado los resultados esperados, como el crecimiento del hueso, reciben el tratamiento. Esta es la última oportunidad para estos pacientes", asegura Nogalski.

Más pacientes con necesidades similares podrían tener pronto su oportunidad. Se prevé que FlexiOss obtenga la certificación de conformidad europea este año, lo que permitirá su comercialización en todo el continente.