Última hora

Denuncia inédita de indígenas contra EEUU ante la ONU por no actuar contra el cambio climático

Archivo. Miembros de la tribu Choctaw, de Luisiana, una de las que ha presentado la denuncia
Archivo. Miembros de la tribu Choctaw, de Luisiana, una de las que ha presentado la denuncia   -  
Derechos de autor
Sophia Germer / AP
Tamaño de texto Aa Aa

Cinco naciones indígenas de Estados Unidos han presentado una queja formal contra Estados Unidos ante la comisión de Derechos Humanos de la ONU por su inacción frente al cambio climático. La denuncia -que no tiene precedentes- fue presentada este miércoles en Ginebra.

Las comunidades, originarias de Alaska y Luisiana acusan al Gobierno de EEUU de haberles obligado -por omisión- a abandonar sus territorios ancestrales y sus actividades económicas principales: la caza, la agricultura y la ganadería.

Denuncian que han tenido que dejar sus tierras debido a desastres relacionados con el cambio climático como la subida del nivel del mar mientras el Gobierno hace oídos sordos a la destrucción causada por la industria del gas y el petróleo en estas zonas y concluyen que esto consituye una clara violación de sus derechos humanos.

Aseguran haber pedido ayuda directamente a las autoridades federales y de cada estado y que no les quedaba otra opción que dirigirse a las Naciones Unidas. Piden a la ONU que presione a Estados Unidos para que financie la restauración de sus tierras ancestrales y las zonas de caza y pesca.

También piden que se ayude a las tribus que actualmente luchan por permanecer en sus territorios a pesar de la subida del nivel del mar y que ayuden a las poblaciones de desplazados forzados.

Se trata de un gesto inédito, aunque similar a la denuncia interpuesta por la activista Greta Thunberg y otros quince jóvenes contra cinco países, aunque en aquella ocasión fue ante el Comité de los Derechos del Niño.

Su supervivencia como pueblo, en peligro

En términos más generales, las comunidades tribales también piden que el gobierno estadounidense respete y reconozca su soberanía, lo que les facilitaría la defensa de sus intereses y la lucha contra las empresas petroleras y de gas que expolian sus tierras. Aseguran estar en peligro de extinción como nación indígena.

"Con [el huracán] Katrina, el derrame de petróleo de B.P. y la subida de las aguas, la pérdida de hábitat se está produciendo rápidamente y hace difícil que sigamos con nuestras formas tradicionales de trabajar y alimentarnos", dice Rosina Philippe de la tribu Atakapa-Ishak Chawasha de Luisiana, una de las demandantes. "Nuestra supervivencia física está en peligro; pero el mayor peligro es nuestro futuro, nuestra supervivencia como pueblo indígena".

Los descendientes de los Atakapa-Ishak Chawasa todavía viven en Luisiana. Sus tierras se vieron arrasadas por los huracanes Katrina y Betsy.

AP / Bill Haber
Ruby Ancar, miembro de los Atakapa-Ishak, muestra sus tierras de Grand Bayou Luisiana. Un museo viviente en riesgo de extinción por inundacionesAP / Bill Haber

La denuncia fue entregada en Ginebra por Cecilia Jimenez-Damary, relatora especial sobre Derechos Humanos de los Desplazados Internos y la relatora especial sobre Pueblos Indígenas.

Durante la pasada cumbre del clima COP 25 de Madrid, numerosos representantes de los pueblos indígenas de todo el mundo denunciaron las violaciones de sus derechos que sufren en todo el mundo por la inacción de los líderes globales frente al cambio climático.

También celebraron la llamada Minga Indígena en la que ofrecieron "Los saberes tradicionales al servicio de la humanidad frente al cambio climático"

Los pueblos indígenas están más expuestos que las poblaciones urbanas o rurales a los efectos de cambio climático.

Los últimos informes sobre cambio climático de los expertos internacionales del IPCC de la ONU destacan que una de las claves en la lucha frente al calentamiento global puede residir en inspirarse de la gestión sostenible de los recursos que los pueblos indígenas practican desde tiempos inmemoriales.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.