Última hora
This content is not available in your region

La situación en Polonia y en Hungría sigue deteriorándose para el estado de derecho

euronews_icons_loading
La situación en Polonia y en Hungría sigue deteriorándose para el estado de derecho
Derechos de autor  AP Photo/Czarek Sokolowski   -   Czarek Sokolowski
Tamaño de texto Aa Aa

La imágen es insólita. Jueces de toda Europa participando en una manifestación. Ocurrió este sábado, en Varsovia, y lo hicieron para criticar la reforma legislativa que hace peligrar la independencia de sus colegas polacos.

Las instituciones europeas han estado presionando a Polonia para que detenga la reforma judicial, pero con poco éxito.

Una delegación de jueces polacos ha visitado el Parlamento Europeo para informar sobre su situación.

"El objetivo de la llamada reforma no es hacer que la justicia funcione mejor, tal y como dicen. De hecho, las reformas se orientan hacia los jueces y tienen el objetivo de hacernos más dependientes de los poderes ejecutivo y legislativo. Y eso es algo realmente peligroso", explica la jueza Joanna Hetnarowicz-Sikora.

La Comisión Europea ha decidido aumentar la presión y ha pedido al Tribunal Europeo de Justicia que ordene la suspensión del polémico sistema disciplinario que se aplica a los jueces polacos.

Una medida que no ha sido bien recibida en el partido gubernamental. "La mera idea de que la Comisión Europea intervenga en el proceso legislativo de un Estado miembro es simplemente indignante", afirma Ryszard Legutko, eurodiputado húngaro del grupo Conservador.

Bruselas también está preocupada por la situación en Hungría, donde las protestas contra el gobierno se suceden.

Croacia, el país que actuamente preside el Consejo, quiere que se tome una decisión sobre la conveniencia de llevar el artículo 7 hasta sus últimas consecuencias. Un mecanismo que podría dejar a Budapest sin derecho a voto.

Nada de todo esto parece asustar a Budapest. "Bienvenido sea, hurra y eureka. Cuanto antes, mejor", dice Tamás Deutsch, eurodiputado húngaro del grupo Popular.

El gobierno húngaro sabe que el Consejo nunca logrará la mayoría necesaria para sancionarlos, ya que Polonia nunca votaría en contra de ellos y viceversa.

Una situación difícil para la Unión Europea. "Hungría y Polonia son buenos ejemplos de cómo la UE puede desmoronarse si no prestamos atención", concluye Anna Donáth, eurodiputada húngara del grupo Liberal.

La nueva Comisión Europea podría estar estudiando nuevos mecanismo para hacer respetar el estado de derecho de manera más eficaz.

Euronews ya no es accesible en Internet Explorer. Microsoft no actualiza este navegador y no admite las últimas mejoras técnicas. Le recomendamos que utilice otro navegador, como Edge, Safari, Google Chrome o Mozilla Firefox.