Última hora
This content is not available in your region

Los pescadores franceses sufren el Brexit con la suspensión de entrar en aguas británicas

euronews_icons_loading
Los pescadores franceses sufren el Brexit con la suspensión de entrar en aguas británicas
Derechos de autor  AP Photo/Frank Augstein   -   Frank Augstein
Tamaño de texto Aa Aa

Los pescadores franceses son las primeras víctimas indirectas del Brexit.

Desde el divorcio oficial el 31 de enero, las autoridades de Guernsey han suspendido temporalmente el acceso a los buques pesqueros franceses en las aguas de la isla, situada en el Canal de la Mancha. El Convenio Marítimo, un acuerdo bilateral entre Reino Unido y Francia, expiró la medianoche del viernes.

"Está poniendo en peligro nuestro negocio, por lo que va a ser muy difícil para las empresas como la nuestra salir adelante", explica un pescador francés.

Las islas anglo-normandas cercanas a la costa francesa están rodeadas por una vasta zona de pesca británica. Pero el 30% de la pesca francesa tiene lugar en esas aguas.

"Esperemos que sea un gran cambio para la industria", dice un pescador británico. "Porque hemos estado así 40 años. Sólo queremos un poco de lo que es nuestro de vuelta."

Durante el período de transición se mantendrá, en principio, el acceso a las aguas. Pero habrá que solicitar autorizaciones individuales, que no estaban previstas antes de Brexit. El Ministerio de Agricultura y Pesca francés asegura que se llegará a un acuerdo al respecto en los próximos días.

Los pescadores de ocho Estados miembros de la UE dependen en gran medida de las aguas británicas. La pesca será uno de los temas más difíciles y que tendrá que despejarse en las próximas negociaciones.