Última hora
This content is not available in your region

Londres impondrá la inmigración por puntos después del Brexit: habrá que hablar bien inglés

euronews_icons_loading
Londres impondrá la inmigración por puntos después del Brexit: habrá que hablar bien inglés
Derechos de autor  Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved   -   Alberto Pezzali
Tamaño de texto Aa Aa

Londres impondrá un estricto sistema de puntos para los aspirantes a trabajar o estudiar en su suelo después del Brexit. Los inmigrantes poco cualificados que entren en el Reino Unido -incluidos los europeos- no recibirán un trato preferente cuando termine la libre circulación desde la UE, según el gobierno británico.

Las personas que busquen empleo en el Reino Unido después del Brexit también necesitarán una oferta de trabajo con un salario mínimo designado, y ser capaces de hablar buen inglés.

La nueva declaración de la política del Reino Unido sobre la inmigración promete reducir las cifras generales de migrante e introducir un "sistema de puntos" para acabar con "la dependencia de la mano de obra barata de Europa".

"Los ciudadanos de la UE y los que no lo son recibirán el mismo trato" a partir del 1 de enero de 2021, una vez que expire el período de transición posterior al Brexit, dice el documento: "No introduciremos una ruta de trabajo general de baja cualificación o temporal".

Un estudio reciente encontró que bajo los cambios propuestos, el 70 por ciento de la actual fuerza laboral de la UE en el Reino Unido tendría prohibida la entrada en el futuro.

El Reino Unido dejó la Unión Europea el 31 de enero de este año, pero la mayoría de los acuerdos existentes - incluyendo la libre circulación entre la UE y el Reino Unido - siguen vigentes durante esta fase.

Hablar inglés al "nivel requerido"

Las nuevas normas para atraer a los trabajadores cualificados incluyen la mención de que los aspirantes a trabajar en el Reino Unido tendrán que demostrar que hablan inglés al "nivel requerido", sin precisar más detalles.

También necesitarán una oferta de trabajo "de un patrocinador aprobado" demostrar que la oferta es adecuada para su nivel de capacitación", y ganar más de un umbral de salario. El gobierno ha acordado reducirlo a 25.600 libras (30.843 euros).

Se aceptan ingresos mínimos de hasta £20.480 (24.682 euros) si el aspirante es capaz de demostrar que en su sector hay escasez de personal. También si demuestran que tienen un doctorado relevante para el puesto de trabajo.

Con el nuevo sistema los trabajadores extranjeros necesitarán 70 puntos para tener derecho a solicitar la entrada en el Reino Unido. Un buen inglés aporta 10 puntos, una oferta de trabajo aprobada 20 puntos, y otros 20 puntos se conceden por trabajos con un "nivel de cualificación adecuado".

Se otorgan otros puntos en función del salario, en sectores con escasez, y por calificaciones educativas.

Los estudiantes también deben "hablar inglés" sin precisar el nivel y "mantenerse durante sus estudios en el Reino Unido" lo que sugiere que no podrán buscar empleo para pagar sus gastos. También están sujetos al sistema de puntos y deben tener una oferta de una institución educativa.

Satisfacer las necesidades del pueblo británico

La ministra del Interior británica Priti Patel dijo que el nuevo "sistema de inmigración basado en puntos" evaluará a los posibles inmigrantes en una serie de habilidades, calificaciones, salarios y profesiones.

"Aquellos con las habilidades correctas, las calificaciones correctas, pueden venir al Reino Unido ya sea para venir a... las universidades, o venir al Reino Unido a trabajar para las empresas y trabajar y contribuir a nuestro país", dijo en un video promocional.

"Durante demasiado tiempo, distorsionado por los derechos de libre circulación europeos, el sistema de inmigración no ha logrado satisfacer las necesidades del pueblo británico", afirma el documento.

Distorsionado por los derechos de libre circulación europeos, el sistema de inmigración no ha logrado satisfacer las necesidades del pueblo británico
Gobierno británico
Documento sobre la inmigración por puntos

El Gobierno afirma que la economía británica debe concentrarse en la inversión en tecnología y automatización, y que "los empleadores tendrán que adaptarse".

Señala que los ciudadanos de la Unión Europea con derecho a permanecer y trabajar en el Reino Unido gracias al sistema 'EU Settlement Scheme' proporcionará a los empleadores "la flexibilidad necesaria para satisfacer las demandas del mercado de trabajo".

Preocupación de las empresas

Sin embargo el proyecto ha sido criticado por algunas organizaciones empresariales, que temen que la economía británica no consiga contratar a los trabajadores que necesita.

La Confederación de la Industria Británica (CBI), que representa a los empleadores, celebró algunas de las medidas del nuevo sistema del gobierno, destacando el umbral salarial y los visados al final de los estudios.

Pero añadió que algunos se inquietarán sobre cómo podrán contratar, especialmente en los sectores de la atención médica, la construcción, la hostelería y la alimentación y las bebidas.

La Asociación de Cuidados en el Hogar del Reino Unido calificó de "irresponsable" la falta de disposiciones para los trabajadores inmigrantes mal pagados.

"Cortar el suministro de posibles trabajadores de cuidados en un nuevo sistema de migración prepara el camino para que cada vez más personas esperen innecesariamente en el hospital o se queden sin cuidados", dijo.

El documento de política llega tras el informe publicado en enero por el Comité Asesor de Migración del Reino Unido (MAC). Acepta algunas de las recomendaciones del MAC, por ejemplo sobre los umbrales salariales.

Pero el MAC rechazó la adopción total de un sistema basado en puntos al estilo australiano, identificando los "problemas percibidos" con él.

Expertos consideran que un sistema de este tipo es inadecuado para el Reino Unido.

Los investigadores aseguran que el sistema australiano -muy citado por los protagonistas de la reforma en el Reino Unido - no ha reducido las cifras de inmigración.

Con este sistema de puntos el número de trabajadores cualificados es minúsculo comparado con el número de visados temporales concedidos en otras categorías.

En el referéndum de 2016 del Reino Unido sobre la adhesión a la Unión Europea, la campaña oficial por el Brexit prometió un sistema basado en puntos.

La inmigración, y especialmente la libre circulación de trabajadores de la UE, fueron temas importantes en la dura campaña electoral.

Muchas de las personas que votaron por el Reino Unido para que abandonara la UE creían que la inmigración había hecho bajar los salarios y aumentado el desempleo entre los trabajadores nacidos en Gran Bretaña. Un estudio del Observatorio de la Migración de la Universidad de Oxford sugiere que, en el mejor de los casos, sólo hay pruebas marginales que apoyan esos argumentos.

El documento precisa que los ciudadanos europeos no necesitarán visado para visitar el Reino Unido por un periodo de menos de seis meses.