Última hora
This content is not available in your region

Los granjeros británicos se reinventan tras el Brexit

euronews_icons_loading
Los granjeros británicos se reinventan tras el Brexit
Derechos de autor  .
Tamaño de texto Aa Aa

Son la cara de la agricultura británica. Pero las cosas están cambiando. Los métodos agrícolas tradicionales, y las granjas mismas, están bajo amenaza.

12.000 años llevan siendo cultivadas las 12.000 hectáreas de la finca Iford en el este de Sussex.

Sus dueños están preocupados por lo que pasará ahora que Reino Unido ha dejado la Unión Europea. Porque dejar el clib comunitario significa que los agricultores británicos perderán la financiación de Bruselas, que se eliminará progresivamente para 2027.

Y cualquier futuro subsidio del gobierno británico aún no ha sido confirmado.

Ben Taylor ha estado administrando la finca de Iford durante 20 años. "Los políticos y el Departamento de Medio Ambiente, nos dicen que los nuevos planes entr arán en vigor a partir de 2024. Pero no hay ningún detalle. No hay ninguna indicación de lo que será esa financiación o de a qué nivel es probable que se sitúe. Así que nos enfrentamos a un agujero grande en nuestros ingresos y por lo tanto en nuestros beneficios."

Cree que la incertidumbre podría causar que más de la mitad de las granjas británicas fracasen.

Una cifra respaldada por la Unión Nacional de Agricultores de Reino Unido.

"Bueno, los estudios han dicho que alrededor de 60 empresas agrícolas actuales no son rentables sin la financiación de Europa o del gobierno de Reino Unido, por lo que es inevitable que algunas de ellas quiebren. No hay otra manera", cuenta Taylor.

Los que pueden se están diversificando. La finca Iford ahora ofrece casas de vacaciones y lagos de pesca. Ben se siente menos cómodo arreglando cojines que trabajando en el campo, pero el turismo está resultando más rentable que el cultivo.

El granjero dice que "casi todos los negocios agrícolas están haciendo lo que pueden para diversificarse. Hay límites, porque puede ser muy demandante de capital, así que tienes que ser capaz de financiar la diversificación antes de obtener ningún ingreso de ella. Es posible hacerlo, pero no para todos, y sin ello estaríamos agonizando."

El Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales del gobierno británico nos ha confirmado que tiene planes para recompensar a los agricultores por cambiar la forma en que utilizan la tierra, pasando del trigo y los productos lácteos a la plantación de árboles, la captura de carbono o la mejora de la biodiversidad.

Pero no todas las granjas están equipadas para hacer esto, y el plan está en una etapa temprana. Aún no se ha convertido en ley.

"Dicen que van a empezar a hacer esto en 2024, para entonces habrán quitado cerca de la mitad de nuestros subsidios tal como están ahora. Así que hay un gran agujero. Hay una brecha de hambre, por así decir, entre donde estamos ahora y donde estaremos, y los esquemas que lo reemplazan", lamenta Taylor.

Esta zona se ha formado desde el Neolítico, pero el paisaje aquí está cambiando. Con dudas sobre la financiación futura y un impulso hacia la diversificación, las granjas como esta tendrán que adaptarse para sobrevivir.