Última hora
This content is not available in your region

Alemania acapara más de la mitad de las ayudas de estado que se han concedido en Europa

euronews_icons_loading
Germany
Germany   -   Derechos de autor  Luca Bruno/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

El gobierno alemán y la compañía Lufthansa han alcanzado un acuerdo que permitirá inyectar ayudas de estado a la aerolínea. El paquete está valorado en nueve mil millones de euros y todavía necesita el visto bueno de la Comisión Europea.

Pero en general, el ejecutivo comunitario ya no pone trabas a las ayudas de estado. Por el contrario, ha decidido facilitarlas para evitar el colapso de la economía europea. Algo prácticamente tabú antes de la pandemia.

Pero esta barra libre, estará limitada en el tiempo y sujeta a ciertas reglas. "En general, se garantiza que el apoyo público está limitado en el tiempo y que se destina únicamente a los problemas que las compañías afrontan actualmente", explica Margrethe Vestager, vicepresidenta de la Comisión Europea. "El apoyo se puede otorgar hasta finales de 2020 para ayudar a las compañías a superar la falta de liquidez y evitar los despidos".

Desde que empezó la pandemia, la Comisión ha aprobado casi dos billones de euros de ayudas estales, y algo más de la mitad han sido alemanas. Esto suscita inquietud en los países con menos recursos que podrían encontrarse en desventaja.

Pero algunos líderes alemanes lo defiendem. "Las normas europeas de competencia y ayudas estatales deberían permitir la creación de campeones corporativos europeos para que puedan competir con los rivales de Estados Unidos y China", afirma Armin Laschet, primer ministro de la región de Renania del Norte-Westfalia. "Bruselas no debe mirar únicamente a la competencia dentro del mercado único. Este será el desafío en los próximos años".

Bruselas se defiende diciendo que el buen funcionamiento del motor alemán también puede ser bueno para el resto de la Unión Europea. Pero en el caso concreto de Lufthansa podría inquietarse por la alta participación con la que contará el Ejecutivo germano en la aerolínea.