Última hora
This content is not available in your region

La comunidad internacional recauda casi 600 millones de euros para el éxodo venezolano

euronews_icons_loading
Venezolano en el exilio
Venezolano en el exilio   -   Derechos de autor  Ariana Cubillos/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Casi 600 millones de euros en donaciones. Esta es la cifra que se ha logrado recaudar para socorrer a los venezolanos que dejaron su tierra. Países de todo el mundo han anunciado sus contribuciones durante una Conferencia Internacional de Donantes.

El dinero se destinará a los países de acogida, entre los que se cuentan Colombia, Perú, Ecuador y Brasil, donde la pandemia ha complicado una situación ya de por sí difícil.

"En los países confinados, y la mayoría de paises de acogida están confinados, las personas que dependen del dinero que ganan a diario o de la economía informal pierden empleos muy rápidamente. Y desafortunadamente el 80% de los venezolanos dependen de este tipo de trabajos", explica Filippo Grandi, Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Pero el problema viene de lejos. Más de cinco millones de venezolanos han abandona el país a lo largo de los últimos años y una inmensa mayoría se han quedado en la región. Es la segunda ola de migración más importante, después de la de Siria.

Los servicios sociales de los países de acogida están al límite. Tan sólo en Colombia hay 1.750.000 venezolanos.

"El sector de la salud es de los que tienen más necesidades y con la presión del fujo venezolano hemos llegado a un déficit de 257 millones de dólares, sin contar con los gasto de educacion", describe Felipe García Echeverri, embajador de Colombia ante la Unión Europea.

Salud, educación y alimentación. Estos son los sectores más necesitados, en unos países que actualmente se encuentran en el centro de la pandemia.

De ahi la urgencia por promover está conferencia de donantes, organizada por España y la Unión Europea. Globalmente, ha logrado movilizado dos mil quinientos millones de euros, si se incluyen los préstamos.