Última hora
This content is not available in your region

EEUU retirará el trato de favor a Hong Kong

euronews_icons_loading
Hong Kong se ha regido por el principio "un país, dos sistemas" desde su retrocesión a China en 1997
Hong Kong se ha regido por el principio "un país, dos sistemas" desde su retrocesión a China en 1997   -   Derechos de autor  Kin Cheung/Copyright 2018 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Hong Kong no se doblega ante la nueva ley de seguridad nacional aprobada por Pekín. Miles de jóvenes han vuelto a protestar en las calles de la excolonia británica contra una normativa que amenaza con dejar en papel mojado el régimen de derechos y libertades que ha regido en el territorio desde su retrocesión a China en 1997 y que dio pie a la frase "un país, dos sistemas". Una ley que el presidente estadounidense, Donald Trump, ha calificado de "tragedia" y que ha motivado que inicie el proceso para retirar el trato preferente especial que su Administración brindaba a Hong Kong.

En una declaración conjunta, Estados Unidos, Reino Unido, Australia y Canadá han invitado a China a revisar la decisión que, afirman, es contraria a los compromisos internacionales asumidos por el gobierno chino de respetar el principio un país dos sistemas hasta el año 2047.

La normativa tampoco es del agrado de jefe de la diplomacia europea, Josep Borrel, quien cree que socava la confianza entre la Bruselas y Pekín. "Seguiremos discutiendo con China. Nuestra reacción tiene que ser proporcional, acorde con las medidas que ya han adoptado. Seguiremos tratando de presionar a las autoridades chinas para que sean conscientes de que esta cuestión afectará a la forma en que tratamos algunos asuntos de interés mutuo, pero no hay nada más en la agenda".

En una carta abierta, la jefa del Gobierno local de Hong Kong, Carrie Lam, ha pedido el respaldo de la población a una ley que considera necesaria frente al peligro del separatismo y el terrorismo. Pekín acusa por su parte a Washington de interferir en los asuntos internos de China y socavar las normas de las relaciones internacionales.