Última hora
This content is not available in your region

Entra en vigor la cuarentena de 14 días a los viajeros que lleguen al Reino Unido

euronews_icons_loading
Viajeros llegan al aeropuerto de Heathrow antes de la entrada en vigor de la cuarentena
Viajeros llegan al aeropuerto de Heathrow antes de la entrada en vigor de la cuarentena   -   Derechos de autor  TOLGA AKMEN / AFP
Tamaño de texto Aa Aa

El Reino Unido impone desde este lunes una cuarentena obligatoria de 14 días a todas las personas que lleguen al país. La medida, para evitar los casos importados de coronavirus, es más estricta que la que se exige a los propios enfermos de covid-19, que solo tienen que respetar 7 días de aislamiento.

El sector aéreo y turístico han puesto el grito en el cielo. Varias aerolínes han emprendido medidas legales contra el gobierno de Boris Johnson, pues consideran que el efecto será "devastador sobre la industria del turismo y destruirá miles de puestos de trabajo en esta crisis sin precedentes".

Multa de 1.000 libras a quienes se la salten

Aquellos que se salten la medida serán sancionados en Inglaterra con 1.000 libras de multa (unos 1.107 euros), según anunció el pasado 22 de mayo la ministra británica de Interior, Priti Patel, aunque Escocia, Gales e Irlanda del Norte -el resto del Reino Unido- han establecido sus propias sanciones.

A su llegada al país vía avión, tren o ferry, los viajeros, incluyendo a los ciudadanos británicos, deben cumplimentar un formulario en el que tienen que proporcionar sus datos de contacto, como la dirección en la que pasarán la cuarentena y su teléfono de contacto.

La medida, que el Ejecutivo revisará cada tres semanas, contempla que agentes británicos realizarán visitas domiciliarias aleatorias para vigilar que esa norma se cumple.

Estarán exentos quienes lleguen desde la República de Irlanda, las Islas del Canal y la Isla de Man, así como algunos trabajadores, como sanitarios, transportistas y temporeros contratados para la agricultura.

También se recomienda a los viajeros que lleguen al Reino Unido a partir de hoy que conduzcan su propio vehículo hasta su lugar de destino, siempre que sea posible y, que una vez allí, no empleen transporte público ni taxis.

Durante la cuarentena, esas personas no podrán ir a trabajar, al colegio -en el caso de los menores- a lugares públicos ni recibir visitas.

El consejero delegado de la aerolínea de bajo coste Ryanair, Michael O'Leary, tildó la medida de "engaño político".

En declaraciones a la BBC, O'Leary opinó que "cualquiera podría estar en el supermercado, en la playa o jugando al golf en el improbable caso de que te llamara el ministerio de Interior. Todo lo que necesitas es un teléfono móvi."

Europa continental prosigue la desescalada

La medida contrasta con la tendencia a la apertura en el resto de Europa, como en España, donde el turismo genera alrededor del 12 % del PIB.

"El próximo 1 de julio, como saben, volverá el turismo extranjero y resulta esencial que el transporte se rija por protocolos de seguridad sanitaria armonizados y acordados por todos", pidió el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez.

Tras tres meses cerrada, la plaza de San Pedro del Vaticano vuelva a acoger a fieles y turistas. En número limitado y respetando las distancias, un puñado escucharon este domingo la advertencia del papa Francisco. _"Vuestra pequeña presencia en la plaza es un signo de que en Italia la fase aguda de la epidemia se ha superado, pero estad atentos, no cantéis todavía victoria". _

Fuera de Europa, Arabia Saudí ha superado los 100.000 casos de covid-19, con 3000 nuevos contagiados en las últimas 24 horas. Aunque el país que más preocupa sigue siendo Brasil, con protesta a favor y en contra del Gobierno el día en el que los datos acumulados sobre covid-19 han sido borrados de un sitio web oficial.

El muy criticado presidente Jair Bolsonaro afirma que las cifras están siendo manipuladas. Brasil es el segundo país del mundo con más casos, cerca de 800.000. La pandemia ha dejado más de 27.000 muertos.