Última hora
This content is not available in your region

Decenas de refugiados están en el 'limbo' en Grecia

euronews_icons_loading
Decenas de refugiados están en el 'limbo' en Grecia
Derechos de autor  Petros Giannakouris/أ ب .
Tamaño de texto Aa Aa

La plaza Victoria, en Atenas, se ha convertido en un campo de refugiados. Tras obtener el permiso, docenas de personas dejaron la isla de Lesbos y llegaron a la capital griega. Pero no tienen adónde ir. Freshta Hussaini, una joven afgana de 20 años, trata de ayudar a los más vulnerables. la situación es muy complicada y considera que los refugiados se encuentran en un 'callejón sin salida'.

"El Gobierno los obligó a abandonar la isla pero sin ningún lugar concreto al que dirigirse. Los echaron como si fueran animales. Nadie les dijo adónde ir y en qué lugar podrían vivir. No les facilitaron cobijo. La mayoría de los refugiados no hablan griego, no tienen trabajo y no pueden ganar dinero. ¿Cómo podemos tolerar esta situación?", declara Freshta Hussaini.

Según la ley griega, los refugiados reconocidos como tal, tienen 30 días para abandonar los campos y los apartamentos donde viven. Así que, ahora, tienen que mantenerse por sí mismos. Las oenegés consideran que es muy poco tiempo y que no hay programas que les ayuden a integrarse.

"Tengo una hermana mayor y un hermano que, en estos momentos, viven en Suecia. Cuando comenzamos nuestro viaje, queríamos llegar a territorio sueco. No sabíamos nada del campo de refugiados de Moria, ni de Grecia. No sabía que tendríamos que quedarnos en este país", añade Freshta Hussaini.

El Ministerio de Migración y Asilo de Grecia confirmó que los refugiados dejaron Lesbos sin tener ningún plan ni destino. Y aseguran que la Policía y trabajadores sociales se ofrecieron a llevarlos a los campos de refugidos pero algunos se negaron. Las autoridades señalan que hacen todo lo posible para ayudarles.

"La historia parece repetirse. Después del dramático verano de 2015, muchos creyeron que las imágenes de los refugiados sin hogar en la capital eran cosa del pasado. Pero cinco años después, las autoridades griegas deben responder a una pregunta: "¿Qué pasará con esta gente?". concluye Apostolos Staikos, corresponsal de Euronews en Atenas.