Última hora
This content is not available in your region

El futuro de la investigación científica toma vuelo en la búsqueda de la vacuna del coronavirus

euronews_icons_loading
El futuro de la investigación científica toma vuelo en la búsqueda de la vacuna del coronavirus
Tamaño de texto Aa Aa

En Hamburgo, los investigadores buscan desvelar la elusiva estructura interna de las proteínas que permite al coronavirus replicarse rápidamente en el interior de las células humanas. Cuánto mejor conozcan los científicos la naturaleza de estas proteínas, más herramientas tendrán para desarrollar eventuales tratamientos y vacunas. El primer paso consiste en producir estas proteínas en diferentes típos de células pero el desafío no deja de ser enorme.

"Estas proteínas deben ser producidas en diferentes tipos de células, y algunas proteínas presentan ciertas resistencia. Es un proceso difícil. Hay también proteínas que son demasiado grandes, otras que muestran ciertas modificaciones. Por eso necesitamos diversos tipos de células, para poder estudiarlas todas", cuenta a Euronews el virólogo del Instituto Heinrich Pette, Boris Krichel.

Una vez producidas, las proteínas son analizadas con ayuda de un arma secreta: la espectrometría de masas. Un complejo procedimiento físico que permite desvelar la identidad química o la estructura de una proteína dada.

"Podemos usar el espectrómetro de masas para analizar la proteína y una eventual substancia que se adhiera a esa proteína. Primero analizamos la proteína sola. Luego la proteína con la substancia. Y podemos comprobar si ambas se combinan, y analizar cómo de fuerte es esa simbiosis. Y esto es importante para diseñar o desarrollar nuevos medicamentos, por ejemplo", agrega el virólogo.

Las proteínas son normalmente estudiadas con otras herramientas, la cristalografía o el microscopio electrónico. Los científicos dicen ver grandes ventajas en el uso alternativo de la espectrometría de masas.

"Puedo utilizar la espetrometría de masas para medir el estado original de cada proteína. Puedo también medir su dinámica interna y su evolución. Esto es algo que no puedo hacer con otros métodos de biología estructural", dice por su parte la bióloga molecular Kira Schamoni.

El futuro de la investigación científica sobre el coronavirus

Científicos de este projecto del Centro de Investigación Europeo comenzaron a trabajar en cómo utilizar la espectrometría de masas para estudiar las estructuras de las proteínas de coronavirus en 2018. Su investigación ha resultado ahora relevante para entender cómo el SARS-CoV-2 se replica; lo que podría ayudar a desarrollar nuevas herramientas para luchar contra la pandemia.

"Los coronavirus presentan muchos desafíos, debido al tamaño de su material genético. Empezamos nuestro trabajo con el SARS-CoV y ahora lo estamos ampliando al SARS-CoV-2. Son dos virus muy similares. Así que los desafíos son los mismos", dice Charlotte Ütrecht coordinadora del proyecto en el Heinrich Pette.

El projecto es sólo uno de las docenas actualmente financiados por la Unión Europea en su lucha contra la pandemia. Projectos que incluyen investigaciones punteras para desarrollar nuevas vacunas, medicinas y herramientas de diagnóstico que son resultado de un esfuerzo europeo para aportar resultados y construir bases de conocimiento combinando resultados aplicados e investigación fundamental, dice la comisaria europea de Ciencia e Investigación, Mariya Gabriel:

"Europa representa al 7% de la población mundial, pero el 20% de las investiones mundiales en investigación y ciencia y el 21% de publicaciones científicas al más alto nivel. Debemos seguir apoyando el trabajo del Centro de Investigación Europea, debemos apoyar su capacidad de mantener este grado de investigación apoyado en la curiosidad, siempre en la frontera del conocimiento, para anticipar lo que pueda pasar en el futuro".

Una realidad que también será tenida en cuenta en el programa marco 'Horizonte Europa' de Investigación e Innovación, que va a comenzar en un contexto pleno de desafíos.

"Nuestro primer desafío es mantener la inversión en investigación e innovación. Esta crisis ha demostrado hasta qué punto es importante que podamos ofrecer soluciones para que nuestras economías y nuestras sociedades estén mejor preparadas para afrontar la siguiente crisis. Nuestro segundo desafío es mantener un alto grado de cooperación y colaboración. Todos somos conscientes de que el virus no conoce fronteras. Es importante que esta cooperación internacional y coordinación global se mantengan, y podamos decir que este esfuerzo de la Unión Europea está beneficiando a todo el mundo", puntualiza la comisaria.

Los científicos dicen que están satisfechos con los avances que han conseguido hasta ahora, pero que les queda mucho trabajo para ampliar el margen de eficacia de la tecnología que están utilizando. Su proyecto de investigación continuará hasta finales de 2022.