Última hora
This content is not available in your region

Venecia pone a prueba sus barreras artificiales para evitar inundaciones

Moveable flood gates rise from the sea in the Venice lagoon, Italy, Friday, July 10, 2020.
Moveable flood gates rise from the sea in the Venice lagoon, Italy, Friday, July 10, 2020.   -   Derechos de autor  Claudio Furlan/LaPresse
Tamaño de texto Aa Aa

Barreras contra las aguas del mar Adriático en Venecia. El primer ministro de Italia, Giuseppe Conte, asistió in situ a la prueba oficial del "Módulo Experimental Electromecánico", más conocido como MOSE.

Un sistema diseñado para proteger a la 'Ciudad de los Canales' de la subida de la marea que provoca graves inundaciones y cuantiosos daños en la capital de la región del Véneto.

Durante varias horas, un grupo de operarios, pudo comprobar que las 78 compuertas de acero que se han instalado a lo largo de la laguna veneciana, bajo las aguas, se elevan sin problemas, salen a la superficie y aíslan la ciudad, en caso de que la marea provoquen un aumento del nivel del agua, superior a 110 centímetros. El proyecto del MOSE ha costado unos 5 500 millones de euros y se estima que, además, tendrá unos gastos de mantenimiento anuales que oscilarán entre los 80 y los 100 millones de euros. No estará completamente terminado antes de 18 meses.

Quizá para entonces, ya haya vuelto la normalidad a un lugar cuya mayor fuente de ingresos es el turismo. Los hosteleros venecianos quieren convencer a los turistas de que es posible visitar, sin agobio, una ciudad asociada a la masificación. Aspiran a emprender un nuevo camino que permita el equilibrio entre el medio ambiente y la cultura con un número de visitantes que Venecia pueda soportar.