This content is not available in your region

División en el Gobierno italiano sobre el fondo de recuperación de la UE

Access to the comments Comentarios
Por Giorgia Orlandi  & Euronews en español
euronews_icons_loading
División en el Gobierno italiano sobre el fondo de recuperación de la UE
Derechos de autor  Tobias Schwarz/AFP or licensors

La partida para Italia del fondo de recuperación de 750.000 millones de euros será la mayor de la Unión Europea. Pero la forma en que será transferido el dinero así como las dimensiones de la respuesta de Bruselas al Covid-19 siguen sometidos a debate tanto por los Estados miembro como en el propio Parlamento italiano.

A juzgar por el plan de estímulo fiscal sin precedentes, parece que Bruselas ha oído la petición de solidaridad lanzada por Roma.

"Italia necesita desesperadamente esos fondos"

Italia es el país más golpeado por la crisis, aunque también es el estado europeo que ya contaba con una de las economías más débiles antes de la pandemia.

"Italia es el único país que dejó de ser un contribuyente neto, es decir que contribuía con más de lo que recibía, para pasar a ser un beneficiario neto junto con Grecia y España, además de otros países, explica Veronica de Romanis, profesora de Economía Europea de Luiss University. "Así que desde ese punto de vista, Italia ya ha ganado la batalla. Creo que Italia debería recibir todos eso fondos, los necesita desesperadamente".

Que la Comisión Europea sea quien examine la aplicación de las reformas

Pero ante la cumbre de la UE, los dos grandes partidos del Gobierno italiano no están de acuerdo en qué tipo de ayuda financiera debe recibir su país.

Al contrario que el Movimiento 5 estrellas, el Partido Democrático cree que Italia debe usar todas las herramientas financieras que le ofrezca la UE. Preocupa especialmente la última propuesta del presidente del Consejo, Charles Michel, quién sugiere que los Estados miembro ratifiquen la decisión de la Comisión de ofrecer ayuda financiera a cualquier país mediante un sistema de votación mayoritario.

"La idea de que la decisión la tome el Consejo de la UE creará problemas y parecerá política aunque el respaldo venga de una mayoría cualificada de Estados miembro", comenta Piero de Luca, diputado del Partido Democrático. "Pedimos claramente al Gobierno que exija que sea la Comisión Europea, según la propuesta inicial, quien evalúe la aplicación de reformas nacionales para acceder a la financiación de la UE".

"No podemos pensar en otro plan de austeridad"

Pero el partido que más da la batalla en contra de que Bruselas impongan nuevas medidas fiscales es el Movimiento 5 Estrellas.

"La prioridad de Italia es obtener claridad. No queremos decir sí o no a una u otra herramienta financiera", asegura Manlio di Stefano, subsecretario de Asuntos Exteriores del partido. "Lo primero que queremos es que el marco sea claro y luego iremos a por lo que necesita Italia. Lo que temo y lo que todos temen es que, como consecuencia de la crisis, haya mayores tensiones sociales. En semejantes condiciones no podemos pensar en un plan de austeridad que se agregue a los que ya pasó en 2008.

Alemania asumió la presidencia del Consejo de la UE este mes y, a pesar de que las medidas son urgentes, la canciller Angela Merkel dijo que llevará tiempo llegar a un acuerdo sobre el fondo de recuperación. Y eso es porque, como Merkel destacó, las diferencias continúan, de hecho, como podemos ver, la crisis no ha golpeado a los 27 Estados miembro de la misma manera", dice Giorgia Orlandi, periodista de Euronews desde Roma.