Última hora
This content is not available in your region

El orgullo de los 'cobayas' de la vacuna de Oxford

euronews_icons_loading
El orgullo de los 'cobayas' de la vacuna de Oxford
Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

¿Estamos más cerca de vencer a la COVID-19?

Una posible vacuna, que está siendo probada por investigadores en Oxford, ahora muestra signos de que es segura y desencadena una respuesta inmune dual (anticuerpos neutralizantes protectores y de células inmunes T que atacan al virus).

El Profesor Adrian Hill, Director, Instituto Jenner de la Universidad de Oxford explica que "todos respondieron de la manera que esperábamos, desencadenando ambas armas de la respuesta inmune. No solo los anticuerpos neutralizantes, que también inducen otras vacunas, sino también la inmunidad celular, por lo que es muy satisfactorio y alentador; esperemos que esta vacuna funcione".

Los investigadores comenzaron a probar la vacuna en abril, con unas mil personas. La familia Viney, que vive cerca de Oxford, entre ellas.

Katie, Tony y su hija Rhiannon se ofrecieron como voluntarios para los ensayos. La noticia de que la vacuna podría funcionar es motivo de orgullo para ellos.

Rhiannon dice que "da ánimo saber que los hallazgos son positivos y gusta saber que participamos en algo que podría causar el fin del coronavirus".

"Estoy muy emocionada. Simplemente pienso que ojalá esto sea el principio de la vuelta a la normalidad y cuando participamos en el ensayo, las personas con las que hablamos parecían realmente optimistas", asegura su madre Katie.

Pero mostrar una respuesta inmune no es suficiente, ahora los científicos de Oxford necesitan establecer si su vacuna brinda protección, y por cuánto tiempo.

Los ensayos se ampliarán en el Reino Unido, pero, con bajos niveles de coronavirus, también participarán otros países, para ayudar a demostrar la efectividad.

También podrían hacerse ensayos de desafío, investigaciones controvertidas en las que las personas se infectan deliberadamente con COVID-19 después de ser vacunadas.

Tony Viney dice que sería voluntario. "Creo que es un riesgo calculado. No hay nadie en el mundo que no se haya visto afectado por el coronavirus, así que si puedo ser una parte pequeña para ayudar a curarlo, entonces genial".

La vacuna potencial de Oxford es una de las muchas que se están desarrollando en todo el mundo en este momento. Y, si bien la investigación puede estar ocurriendo a la velocidad del rayo, todavía hay muchos obstáculos por delante, no hay garantía de que desemboque en una verdadera vacuna. Entretanto el coronavirus sigue atenazando al mundo.