Última hora
This content is not available in your region

La ciencia muestra que las líderes mundiales luchan mejor contra el coronavirus que los hombres

La primera minista neocelandesa Jacrinda Ardern durante la reapertura de la escuela de Christchurch a finales de junio
La primera minista neocelandesa Jacrinda Ardern durante la reapertura de la escuela de Christchurch a finales de junio   -   Derechos de autor  Mark Baker/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Las líderes mundiales desempeñaron un mejor papel en la lucha contra el coronavirus que sus homólogos masculinos, según sugiere una nueva investigación.

Los países dirigidos por mujeres -incluyendo Alemania y Nueva Zelanda- sufrieron un promedio del 50% menos de muertes por COVID-19 que los encabezados por hombres, así como menos casos, gracias a políticas proactivas como adelantar las medidas de confinamiento y las restricciones.

"Nuestros resultados indican claramente que las mujeres dirigentes reaccionaron con mayor rapidez y decisión ante las posibles muertes", dijo la profesora Supriya Garikipati, una de las autoras de la investigación.

"Si bien esto puede además tener consecuencias económicas a más largo plazo" [debido a confinamientos más prolongados], sin duda ha ayudado a estos países a salvar vidas, como lo demuestra el número significativamente menor de muertes en estos países".

El estudio fue realizado por las universidades británicas de Liverpool y Reading en 194 países durante el primer pico de la pandemia.

Los investigadores analizaron los países que tenían características similares sobre la base de variables como el PIB, la población total, la densidad de la población urbana y la proporción de residentes de edad avanzada, así como el gasto sanitario anual per cápita, la apertura a los viajes internacionales y la igualdad de género en la sociedad.

Eligieron un "vecino más cercano" para cada país (no geográfico), lo que llevó a comparaciones como las de Serbia (dirigido por mujeres) e Israel (dirigido por hombres); Nueva Zelanda (mujer) e Irlanda (hombre); Alemania (mujer) y el Reino Unido (hombre) y Bangladesh (mujer) y el Pakistán (hombre).

En todos los casos los países dirigidos por mujeres tuvieron menos muertes y casos de COVID-19.

Sin entrar en afirmaciones, los científicos avanzan que podría deberse a una actitud diferente de las mujeres hacia el riesgo: preferirían poner en riesgo la economía que la salud de la población y habrían actuado rápidamente en consecuencia.

O lo que es lo mismo, los dirigentes masculinos eran más proclives a poner en riesgo la salud de la población para minimizar los daños económicos, mientras que las líderes estaban más dispuestas a poner en riesgo la economía para salvar vidas.

Muertes acumuladas por Covid en los países estudiados

Casos confirmados de Covid-19 en los países estudiados