Cascada de condenas internacionales tras la ejecución del luchador iraní Navid Afkari

Protestas frente a la embajada de Irán en Londres por la ejecución de Navid Afkari
Protestas frente a la embajada de Irán en Londres por la ejecución de Navid Afkari Derechos de autor JUSTIN TALLIS/AFP or licensors
Por Euronews en español
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Indignación de la diáspora iraní, condenas de Gobiernos y organizaciones proderechos humanos, conmoción en el mundo del deporte. La ejecución del luchador iraní Navid Afkari, que fue acusado de asesinar a un hombre tras participar en las protestas contra la situación económica en Irán hace dos años.

PUBLICIDAD

Indignación de la diáspora iraní, condenas de gobiernos y organizaciones proderechos humanos, conmoción en el mundo del deporte... La ejecución del luchador iraní Navid Afkari, que fue acusado de asesinar a un hombre tras participar en las protestas contra la situación económica y la represión política en Irán en 2018, no deja indiferente a nadie.

"Navid fue sometido a un escandaloso catálogo de violaciones de los derechos humanos y crímenes tras su detención, incluyendo la tortura y la desaparición forzada. Fue torturado repetidamente, tanto física como psicológicamente, para confesar. Y se le negó el acceso a un abogado durante toda la fase de investigación", explica Raha Bhareini, de Amnistía Internacional.

En un tuit, el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, ha calificado la ejecución de luchador de "acto viciado y cruel, incluso para los despreciables estándares del régimen". 

Navid Afkari, que llegó a ser subcampeón iraní de lucha libre olímpica, tenía 27 años. Sus dos hermanos, que también fueron detenidos, han sido condenados a largas penas de cárcel.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Estados Unidos apresa cuatro barcos iraníes

Abre el primer supermercado iraní en Caracas

Venezuela se queda de nuevo sin combustible pese a los cargamentos de Irán