Última hora
This content is not available in your region

Venezuela se queda de nuevo sin combustible pese a los cargamentos de Irán

euronews_icons_loading
Venezuela se queda de nuevo sin combustible pese a los cargamentos de Irán
Derechos de autor  LUIS BRAVO/AFP or licensors
Tamaño de texto Aa Aa

Interminables colas de vehículos ante las estaciones de servicio. Horas y horas de agotadora espera para poder echar unos litros de gasolina. Esta vuelve a ser, una vez más, la imagen de la escasez de combustible en Venezuela.

Con los depósitos a seco, algunos llegan a la gasolinera empujando su vehículo.

El carburante enviado por Irán en buques ha sido un parche de corta duración, que no ha servido para tapar el problema. El incremento de los precios y las tarifas dolarizadas tampoco han solucionado la crisis, para desesperación de los venezolanos.

"Yo trabajo de taxi y tengo más de una semana sin trabajar porque no tengo gasolina. Eché dos litros de gasolina para poder llegar aquí, a la cola", se queja un hombre.

"Uno no sabe a qué atenerse porque dicen que hay gasolina y, cuando uno se aproxima, o cierran la bomba o dicen que ya no hay gasolina", dice una mujer, sentada al volante de su vehículo.

La situación se repite por todo el país, especialmente en las zonas fronterizas, que sufren desde hace años un desabastecimiento crónico.

"No es posible que hoy por hoy el venezolano tenga que estar en estas circunstancias, en estas condiciones, bregando para ver cómo podemos surtirle un poco de gasolina, inclusive cuando la estamos pagando a precio internacional", opina un hombre.

Pese a disponer de las mayores reservas de petróleo probadas del mundo, la producción de crudo en Venezuela sigue desplomándose. El país ha pasado de producir 3,2 millones de barriles diarios hace doce años a menos de 600.000. A eso se unen unas refinerían casi paralizadas, que funcionan a apenas un 12 % de su capacidad.

Los expertos achacan la situación a la corrupción y los errores de gestión. El Gobierno de Nicolás Maduro a las sanciones y el embargo estadounidense.

Los buques con carburante de Irán, un parche temporal

En junio, Irán envió a Venezuela cinco buques con un millón y medio de barriles de gasolina e insumos para tratar de reactivar las refinerías. Sin embargo, el alivio fue de corta duración. Otros cuatro buques iraníes se dirigen a las costas venezolanas, mientras Washington trata de confiscar el cargamento vía judicial.

Además, con las arcas venezolanas vacías, los analistas consideran que será muy difícil que el país pueda continuar con las importaciones de combustible.

El Gobierno se plantea reimponer una cuarentena "radical" en Caracas y el estado de Miranda por los casos de covid-19

Esta penuria energética ahonda la profunda crisis en el país, que además lleva cuatro meses en cuarentena por la pandemia de covid-19. De hecho, tras solo 24 horas de tímida flexibilización económica, el Gobierno se plantea volver a imponer una cuarentena "radical" en Caracas y en el vecino estado de Miranda ante el aumento de casos.