Última hora
This content is not available in your region

Maria Kolesnikova acusada de causar daño a la seguridad nacional de Bielorrusia

Foto de archivo del 27 de agosto de 2020 de Maria Kolesnikova.
Foto de archivo del 27 de agosto de 2020 de Maria Kolesnikova.   -   Derechos de autor  AP Photo/Dmitri Lovetsky, Archivo
Tamaño de texto Aa Aa

Maria Kolesnikova, una de las líderes de la oposición bielorrusa que fue detenida la semana pasada, se enfrentará a cargos por perjudicar la seguridad nacional.

El Comité de Investigación de Bielorrusia publicó la información en su canal oficial de Telegram:

"Los investigadores presentaron hoy cargos contra Maria Kolesnikova en virtud de la Parte 3 del Artículo 361 acciones destinadas a causar daño a la seguridad nacional de la República de Bielorrusia, cometidas a través de los medios de comunicación e Internet) del Código Penal de la República de Bielorrusia. Está detenida. La investigación continúa", decía.

Kolesnikova fue detenida la semana pasada a raíz de un incidente en la frontera del país con Ucrania en el que las autoridades supuestamente rompieron su pasaporte para evitar su exilio fuera del país.

Según el artículo 361: "Los actos previstos en las partes 1 ó 2 de este artículo, cometidos con el uso de los medios de comunicación o de la red informática mundial Internet, se castigan con pena de prisión de dos a cinco años".

Los dos miembros de su equipo que también desaparecieron el lunes, Anton Rodnenkov e Ivan Kravtsov, se encuentran en Kiev.

El Gobierno ucraniano confirmó que ellos pasaron el control fronterizo pero Kolesnikova no.

Su abogado había dicho posteriormente que presentaría una denuncia contra los servicios de seguridad por "secuestro" y "amenazas de muerte".

Kolesnikova es miembro del Consejo de Coordinación, el órgano establecido por los grupos de oposición bielorrusos en un esfuerzo por mantener conversaciones con el presidente Alexander Lukashenko.

Ha habido protestas generalizadas en el país desde las elecciones presidenciales del mes pasado, en las que Lukashenko fue declarado vencedor con más del 80 por ciento de los votos.

Las líderes de la oposición denunciaron que las elecciones fueron fraudulentas y han exigido una nueva contienda.

Kolesnikova dirigió la campaña de Viktor Babariko, un candidato que fue detenido antes de las elecciones de agosto, y luego se unió a la candidata Sviatlana Tsikhanouskaya, que quedó en segundo lugar.

Desde entonces, Tsikhanouskaya ha abandonado el país.