Última hora
This content is not available in your region

La erosión ataca las costas británicas

euronews_icons_loading
La erosión ataca las costas británicas
Derechos de autor  Courtesy Mike Page
Tamaño de texto Aa Aa

Los acantilados de Gran Bretaña sufren una rápida erosión. En el pueblo de origen medieval de Happisburgh, en la costa este inglesa de Norfolk, se han perdido 35 casas en solo dos décadas.

Los científicos dicen que el cambio climático ha acelerado la erosión.

Malcolm Kerby conoce bien esta costa, después de haber luchado por una mayor protección durante décadas: “Te sientes como si te hubieran despojado de tu propio ser. Todo se fue sin más. "Había gente que me llamaba: Kirby, ven y mira, han desaparecido otros diez metros. El mayor problema en todo este asunto de la gestión de la costa en este país es una abyecta falta de financiación."_

La imagen aérea de 2005 que encabeza este artículo, original de Mike Page, muestra una comunidad desesperada por recibir ayuda.

Desde entonces, se han perdido más hogares por los efectos del mar.

La erosión no es nueva para las comunidades costeras. Pero los vecinos de Happisburgh dice que ahora se acelera.

La investigadora Sophie Day, experta en erosión de costas de la Universidad de East Anglia estudia los desafíos sociopolíticos de la adaptación al cambio climático y la mejor manera de preparar a las comunidades. Asegura que es un problema de injusticia social y climática: “Los cambios de política lo que han significado es que finalmente se ha permitido que aquí las defensas aquí se degraden y la erosión avanze con bastante rapidez. Eso ha causado muchos problemas en Happisburgh, sobre todo a la gente que ha perdido sus hogares casi literalmente, al borde del acantilado. Necesitamos estar preparados para eso y entender cómo formar a las comunidades a largo plazo para resistir ese tipo de sucesos".

El Gobierno actualizó su estrategia de inundaciones y erosión costera a principios de año y asegura que estudiará la posibilidad de reubicar algunas comunidades en riesgo.

Pero el Gobierno de Boris Johnson no ha asignado presupuesto alguno.

Comunidades como la aldea de Happisburgh están en primera línea de la erosión costera en el Reino Unido, con hasta cuatro metros de terreno que desaparece cada año. El ritmo del cambio ahora aumenta, y el comité sobre cambio climático dice que a menos que se tomen medidas, la tierra en la que se encuentran actualmente 100 mil hogares, desaparecerá en el océano sin dejar rastro".

Hay alrededor de 18 mil kilómetros de costa en el Reino Unido vulnerables a inundaciones y deslizamientos de tierra. La erosión se está convirtiendo rápidamente en un gran riesgo para los 17 millones de personas que viven cerca de las costas británicas.