Última hora
This content is not available in your region

Donald Trump se muestra dispuesto a ir hasta la Corte Suprema en su denuncia de fraude electoral

euronews_icons_loading
Donald Trump tras su rueda de prensa
Donald Trump tras su rueda de prensa   -   Derechos de autor  Evan Vucci/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Donald Trump insiste en sus acusaciones de fraude electoral. El equipo del presidente mantiene su lucha por la Casa Blanca a base de demandas en los tribunales y denuncias en las redes sociales, con un mensaje claro: los votos por correo ya se encuentran fuera de plazo y los estados que siguen contando papeletas deben dejar de hacerlo.

"Hay preguntas sobre quién cambió estos plazos", explica Louis Caldera, antiguo miembro de la administración Obama. ¿Fue el legislador, una comisión electoral, un tribunal? Y si fue un tribunal, ¿se excedió en sus poderes bajo la constitución del estado o bajo la constitución federal para cambiar esos plazos? Así es como el equipo de Trump trata de aprovechar estos casos, convirtiéndolos en casos federales para presentarlos ante los jueces federales designados por Trump".

Georgia y Pensilvania son ahora mismo los estados que más preocupan a Donald Trump ya que es aquí donde la la remontada de Joe Biden puede acabar dándole definitivamente la presidencia a los demócratas.

Un largo camino hasta la Corte Suprema

Hace 20 años, la reñidísima carrera entre George Bush y Al Gore a la Casa Blanca se decidió por su parte en Florida, cuyos resultados llegaron incluso a la Corte Suprema. Los expertos no creen que en esta ocasión vaya a allegarse tan lejos en busca del nuevo presidente.

Amy Dacey, directora ejecutiva del Instituto Sine de Políticas de la Universidad Americana compara lo que está sucediendo con lo acontecido en las elecciones de hace 20 años: "Las de 2000 son probablemente las elecciones que más recuerda la gente cuando se habla de la Corte Suprema. En aquella ocasión el Tribunal Supremo revisó la decisión de la Corte Suprema de Florida y emitió su opinión final el 12 de diciembre, y lo hizo así para cumplir con la fecha límite", recuerda Dacey. "Así que si el equipo de Trump está tratando de retrasar esta decisión, llevarla a los electores y luego certificarla en el Congreso, no le basta simplemente con presentarla a la Corte Suprema y decir que esta elecciones han sido injustas".

Trump ya ha dicho estar dispuesto a llegar hasta la Corte Suprema. Pero es poco probable que todas las demandas que está presentando lleguen hasta allí, o incluso que alguna de ellas tenga el poder de cambiar realmente el resultado de las elecciones.