Última hora
This content is not available in your region

Estonia previene el cáncer con el análisis genético de la población

euronews_icons_loading
Estonia previene el cáncer con el análisis genético de la población
Derechos de autor  euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Cada año, el cáncer es responsable de cerca de un millón cuatrocientas mil muertes en la Unión Europea. La misión cáncer trabaja para intentar ahorrar tres millones de muertes en diez años

¿Cómo? En conexión desde Roma, el responsable de la misión, Walter Ricciardi, nos explica algunas de las ambiciones concretas de esta iniciativa.

_"Uno de nuestros esfuerzos más importantes consistirá en garantizar que cada ciudadano europeo tenga acceso a revisiones de cáncer. En 2003 el Consejo de Europa adoptó iniciativas para garantizar revisiones periódicas oncológicas en cáncer cervical, de mama y de colon. _

Pero todavía hoy no todos los ciudadanos europeos tienen acceso a esos servicios. Hay todavía pacientes en ciertos países que carecen de acceso a este tipo de acciones preventivas, y que por ello, literalmente, mueren. Queremos garantizar que cada ciudadano europeo tenga el derecho a acceder a estos servicios, de forma que sus patologías sean diagnosticadas a tiempo".

El diagnóstico precoz y el tratamiento personalizado de pacientes de cáncer es un factor clave.

El Instituto Jules Bordet en Bruselas tiene 160 camas para pacientes con cáncer. Pronto el número aumentará a 250 camas.

Delphine Rémy fue diagnosticada con cáncer de mama cuando tenía 45 años. Tras una biopsia y una mastectomía, los médicos no estaban seguros de qué tratamiento seguir:"Tuve la suerte de poder acceder a un test genómico, que ayudó a definir los riesgos reales de recaída. Tenía el 27 por ciento de posibilidades de volver a desarrollar un cáncer. Así que no hubo duda; comencé un tratamiento de quimioterapia".

En el caso de Olena Shostak, su cáncer de colon no fue tratado apropiadamente en su país natal, Ucrania.

Una vez en Bruselas, las cosas cambiaron para mejor "Mi cáncer era muy agresivo. La quimioterapia no dio ningún resultado. Así que los doctores aquí me propusieron participar en un estudio para un tratamiento experimental, basado en inmunoterapia".

Según la directora de programas científicos y oncóloga médica del Instituto Jules Bordet, Martine Piccart ambos ejemplos muestran la necesidad de una misión cáncer con prioridades claras.

"Una primera prioridad es entender mejor la enfermedad. Si todavía hoy tantas personas mueren de cáncer, es porque aún no comprendemos bien esta enfermedad. Luego tenemos un segundo pilar: la prevención. Ya tenemos métodos de diagnóstico precoz, pero no se aplican todavía en todos los sitios por igual. Queremos reforzar los métodos de diagnóstico que han mostrado su eficiencia, y desarrollar nuevos métodos aún inexistentes para otros tipos de cáncer. También queremos mejorar los tratamientos, y eliminar las desigualdades en el acceso a ellos. Y por último, creemos que es necesario mejorar la calidad de vida de los pacientes en tratamiento, pero también después de su tratamiento".

Conocer mejor la enfermedad implica un esfuerzo de investigación multidisciplinario. El cáncer, especialmente la leucemia, ha sido estudiado de cerca en el Instituto Franco Alemán de Investigación San Luis, en París, desde hace décadas.

Incluso después de todos estos años, hay desafíos sin resolver, dice la viceresponsable de la Misión Cáncer e investigadora sobre la enfermedad Christine Chomienne: _"Necesitamos comprender cómo las células cancerosas nacen en nuestro cuerpo. Cómo nuestro sistema inmunitario permite que se instalen. Cómo estas células se multiplican. Cómo desaparecen. Cómo vuelven a aparecer años después. _

Y para entender todos los mecanismos que explican el comportamiento de las células cancerosas, necesitamos tener un enfoque multidisciplinario. Necesitamos recurrir a las matemáticas, la física, la chímica. No sólo a la biología".

Para Kaie Ilmjärv, propietaria de una cafetería en Estonia, la vida cambió a los 53 años, cuando fue diagnosticada con cáncer de mama, tal y como su propia madre lo había sido diez años antes: "Después de la operación de mastectomía, necesité un poco de tiempo para recuperarme. Ahora sigo sesiones de quimioterapia. Me lleva tiempo venir aquí, a Tallin, la capital, para ellas, porque no vivo aquí. Pero aparte de eso, me siento bastante bien".

Kaie es una de las doscientasmil voluntarias que contibuyen al BioBanco de Estonia.

Los investigadores aseguran que la genética puede ayudar a predecir problemas serios de salud como enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 y también diferentes tipos de cáncer, incluidos melanomas, cáncer de pulmón o de próstata.

El director del Instituto, el genetista Andres Metspalu, de la Universidad de Tartu es también miembro del Consejo de la Misión Cáncer: "Tomamos muestras de sangre, y de ellas extraemos ADN, el material genético. Y analizamos 800 mil posiciones en este genoma. Y utilizamos esta información para predecir el riesgo de ciertas enfermedades a nivel individual. Diferentes variantes son responsables de diferentes enfermedades. Así para el cáncer de mama tenemos un conjunto de variantes y para las enfermedades cardiovasculares, unas variantes diferentes".

De vuelta a Tallin, Merike Värik fue diagnosticada de cáncer de mama cuando tenía 40 años. Ahora, con 53, se considera afortunada por haber sido más fuerte que la enfermedad."Si tuviera que aconsejar a personas recién diagnosticadas con la enfermedad, las haría llegar mensajes muy sencillos. Apóyate en tu familia, escucha a tus médicos. Sé cuidadosa con tu estilo de vida, intenta mantenerte lo más fuerte que puedas. Y siempre, siempre, sigue de cerca los consejos médicos que recibas".