Última hora
This content is not available in your region

Los Gobiernos europeos tratan de doblegar al coronavirus

euronews_icons_loading
Cars and ambulance wait outside the Infectious Disease first aid area of the Cardarelli hospital in Naples.
Cars and ambulance wait outside the Infectious Disease first aid area of the Cardarelli hospital in Naples.   -   Derechos de autor  Alessandro Pone/LaPresse Alessandro Pone
Tamaño de texto Aa Aa

El coronavirus causa estragos en Italia. El país transalpino ha registrado casi 41 000 nuevos casos de contagio y 550 nuevas muertes, en veinticuatro horas. Datos que han llevado al Gobierno ha reforzar sus medidas e incluir las regiones de la Toscana y Campania en la zona de mayor riesgo. El sistema sanitario está al borde del colapso.

"Si la curva de contagio continúa así, el número de pacientes estará fuera de control. Así que, en estos momentos, nos encontramos sujetos a un gran estrés. Trabajamos sin descanso. Trabajamos sin tener en cuenta el número de horas que estamos de servicio. Lo bueno de este hospital, en el que trabajo, es que nunca han rechazado a ningún paciente", declara Giuseppe Visone, médico de la sala de urgencias del hospital Cardarelli y representante sindical de la CGIL.

España sumó 308 fallecidos y cerca de 21 500 nuevos contagios por COVID-19. Unos números trágicos que arrojan, si cabe, un poco de esperanza. Por primera vez, la incidencia acumulada en los últimos 14 días baje de 500 casos por cada 100 000 habitantes; el límite establecido por el Gobierno para adoptar nuevas restricciones.

El Reino Unido ha comunicado 376 nuevas muertes y en torno a 27 000 nuevos contagios. Según los últimos datos oficiales, permanecen hospitalizadas casi 15 000 personas con coronavirus; una cifra similar a la que se registraba el pasado 3 de abril, en la primera ola de la pandemia. Sin embargo, los asesores científicos del Ejecutivo británico sugieren que la expansión del virus ha comenzado a frenarse.

Las autoridades francesas notificaron 456 fallecidos en las últimas 24 horas y un aumento del número de hospitalizaciones, así como una esperanzadora moderación en el ritmo de contagios. El Gobierno mantendrá el confinamiento domiciliario y el cierre de bares, restaurantes y gimnasios, al menos, hasta el próximo 1 de diciembre.