Última hora
This content is not available in your region

COVID-19 | Llegan las vacunas, pero hay que vencer la desconfianza ciudadana

Por Euronews en español
euronews_icons_loading
COVID-19 | Llegan las vacunas, pero hay que vencer la desconfianza ciudadana
Derechos de autor  إيطاليا- حملة تلقيح
Tamaño de texto Aa Aa

Las ansiadas vacunas contra la COVID-19 están cada vez más cerca de ser una realidad. Tras superar las fases críticas de los ensayos, gobiernos de todo el mundo, como el italiano, planean campañas de vacunación masiva. Sin embargo, deberán vencer muchos recelos: según un estudio, el 40% de los italianos no se arriesgarían a ponérsela en un primer momento.

"Personalmente, todavía estoy tratando de entender las diferencias que hay entre ellas (las vacunas), tengo muchas dudas, ya que con la falta de registros no está claro cuál es la mejor para ponerse", afirmaba un ciudadano.

"Si no es obligatorio, no me la pondré inmediatamente. Entiendo que las vacunas son importantes. Sabemos que en el pasado desempeñaron un papel crucial en la lucha contra las enfermedades, pero, en este caso, creo que es prudente esperar. Estoy preocupada por mi sistema inmunológico", añadía otra vecina de Roma.

Afortunadamente para el Gobierno, también hay a quien le entusiasma la idea:

"Sí, me la pondré. Creo que las generaciones más jóvenes estamos más seguras y tendemos a ser más racionales comparados con los ancianos, que parecen ser bastante conservadores. Todos mis amigos quieren ponérsela", sentenciaba una joven romana.

Según ese mismo estudio, la mayoría de los italianos preferiría tener una vacuna nacional (creada por sus científicos) antes que una europea o estadounidense. Según el plan del Gobierno, los trabajadores del sector sanitario y los grupos vulnerables serán los primeros en recibirla.

En cualquier caso, los expertos piden cautela antes de echar las campanas al vuelo. La científica Maria Rosaria Capobianchi, jefa de uno de los primeros equipos de virólogos en Europa que aisló la secuencia de ADN del coronavirus, recuerda que la vacuna por sí sola puede no ser suficiente para derrotar a la pandemia:

"La vacuna no es el único producto disponible. Esperamos también poder ofrecer tratamientos adecuados. Pero la herramienta principal es el comportamiento de cada uno de nosotros. Esta ha demostrado ser una medida muy efectiva para contener la propagación del virus", explica Maria Rosaria Capobianchi.

A corto plazo, la vacuna no librará a la gente de seguir usando mascarillas o respetando normas de distanciamiento social. De hecho, los expertos advierten de que aún es demasiado pronto para decir cuánto tiempo se tardará en recobrar la vieja normalidad.