Última hora
This content is not available in your region

Trump reconoce al Sáhara Occidental como parte de Marruecos y Rabat establece relaciones con Israel

Donald Trump, presidente de EE.UU.
Donald Trump, presidente de EE.UU.   -   Derechos de autor  Patrick Semansky/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

El presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, reconoció este jueves la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental, al tiempo que anunció la normalización de relaciones entre Marruecos e Israel.

"Hoy firmé una proclamación reconociendo la soberanía marroquí sobre Sáhara Occidental. ¡La propuesta de autonomía seria, creíble y realista de Marruecos es la ÚNICA base para una solución justa y duradera por una paz y prosperidad perdurables", escribió Trump en su cuenta Twitter.

En un segundo mensaje en la red social, agregó: "¡Otro hito HISTÓRICO hoy! ¡Nuestros dos GRANDES amigos Israel y el Reino de Marruecos han acordado relaciones diplomáticas plenas -un hito masivo para la paz en Oriente Medio!".

El mandatario saliente de EE.UU. concluyó sus anuncios tuiteros recordando que "Marruecos reconoció a Estados Unidos en 1777". Es decir, tan sólo dos años después del inicio de su guerra de independencia contra el Reino de Gran Bretaña.

"Es por tanto apropiado que reconozcamos su soberanía sobre el Sáhara Occidental", zanjó.

"Un estado saharaui independiente no es realista"

El texto de la proclamación de Trump señala que "EE.UU. cree que un Estado saharaui independiente no es una opción realista para resolver el conflicto y que una autonomía genuina bajo soberanía marroquí es la única solución viable".

"Instamos a la partes a iniciar conversaciones sin retraso, empleando el plan de autonomía de Marruecos, como el único marco para negociar una solución aceptable mutuamente", exhortó el presidente.

"Para facilitar el progreso hacia este objetivo , Estados Unidos alentará el desarrollo económico y social con Marruecos, incluyendo el territorio del Sáhara Occidental, y con ese fin abrirá un consulado en el territorio del Sáhara Occidental, en Dajla, para promover las oportunidades económicas y comerciales en la región".

El rey marroquí acuerda reanudar las relaciones con Israel

En un comunicado, la Casa Blanca reveló que Trump habló este jueves con el rey marroquí, Mohamed VI, al que le reiteró su apoyo a "la propuesta de autonomía seria, creíble y realista de Marruecos, como la única base para una solución justa y duradera a la disputa sobre el territorio del Sáhara Occidental".

Durante esa conversación, según la Casa Blanca, el rey marroquí "acordó reanudar las relaciones diplomáticas entre Marruecos e Israel y expandir la cooperación económica y cultura para impulsar la estabilidad en la región".

Cuarto país árabe em normalizar lazos con Israel, auspiciados por Trump

Con este anuncio, Marruecos se convierte en el cuarto país árabe que normalizará lazos con Israel bajo los auspicios de la Administración Trump, tras los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Baréin que los establecieron el pasado mes de septiembre y poco después Sudán.

En esos acuerdos ha tenido un papel fundamental el asesor y yerno de Trump Jared Kushner, miembro eminente de la comunidad judía de EE.UU, , en quien el mandatario ha delegado la función de mediar para alcanzar esos pactos.

En una llamada telefónica con periodistas, Kushner explicó que Marruecos e Israel pondrán en marcha en breve vuelos directos que los conecten y "se abrirán embajadas en el futuro cercano".

Preguntado sobre si España y la ONU estuvieron implicados en las conversaciones, Kushner recordó "la fuerte relación entre EE.UU. y Marruecos" y los lazos comerciales y de inteligencia entre ambos.

"Queremos que la gente del Polisario tenga mejores oportunidades"

"Este es un asunto que ha estado ahí por largo tiempo, y francamente, no ha habido ningún progreso sobre una resolución, y la esperanza es que este paso sea, número uno, un reconocimiento de la inevitabilidad de lo que va a ocurrir, pero puede también romper el bloqueo y ayudar a avanzar en asuntos en el Sáhara Occidental, donde queremos que la gente del Polisario tenga mejores oportunidades para una vida mejor", detalló.

La reacción de Rabat no se hizo esperar y el Gobierno marroquí confirmó que establecerá relaciones diplomáticas con Israel "lo antes posible" y la apertura de vuelos directos entre ambos países.

Los lazos se materializarán en "la reapertura de las oficinas de enlace en los dos países", como las que existieron hasta 2002, lo que da a entender que no tendrán rango de embajadas, y serán oficinas con un cometido principalmente económico y tecnológico.

Estas medidas, que constituyen un gran viraje en la política marroquí y un logro inédito en sus apoyos internacionales sobre la cuestión del Sáhara, se anunciaron en un comunicado del Gabinete Real marroquí, dado que la política exterior es uno de los dominios exclusivos del monarca.

La República Árabe Saharaui Democrática intensificará su lucha por la independencia

Por su parte, el Frente Polisario condenó la decisión de Trump de reconocer la soberanía de Marruecos sobre los territorios que desde 1975 ocupa en la antigua colonia española del Sáhara Occidental.

En declaraciones, a las que tuvo acceso la agencia española Efe, el representante saharaui ante la Unión Europea, Oubi Bachir, consideró que la resolución firmada por el mandatario norteamericano no cambia la naturaleza jurídica e histórica del Sáhara Occidental y advirtió de que la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) intensificará su lucha en favor de la independencia.

El Frente Polisario y la República Árabe Saharaui Democrática , reconocida por cerca de 70 estados, pidieron además a la ONU que condene la decisión del presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer la soberanía de Marruecos sobre los territorios que desde 1975 ocupa en la antigua colonia española del Sáhara Occidental.

Por el momento, la ONU se limitó a recordar que la solución al conflicto debe basarse en las resoluciones del Consejo de Seguridad y aseguró que su postura no cambia en absoluto con el reconocimiento de la soberanía marroquí en el territorio por parte EE.UU.

Desde Ramala, la ministra de Asuntos Exteriores de España, Arancha González Laya, que está de visita en Israel y Palestina, instó también a respetar las resoluciones de la ONU sobre el Sáhara Occidental.

El presidente saliente de EE.UU., Donald Trump, consigue así también abrir una brecha más en la simbólica unidad de los países arábes en apoyo a la creación de un Estado palestino, como recogido en la Resolución 181 de la ONU que en 1947 partió Palestina, bajo mandato británico, para crear dos Estados, el de Israel y el de Palestina.

Los países árabes habían acordado no reconocer a Israel hasta que se crease también un Estado Palestino; Egipto en 1979 y Jordania en 1994 fueron los primeros en romper ese pacto.

Uno de los primeros beneficios obtenidos por parte de Emiratos Árabes Unidos, tras establecer relaciones con Israel, ha sido la compra de armas estadounidenses altamente sofisticadas que hasta entonces le estaban vetadas. Con el aval del Gobierno israelí, Washington aprobó la venta a los Emiratos de 50 aviones de combate furtivos F-35 y 18 drones MQ-9 Reaper, el pasado noviembre.