Última hora
This content is not available in your region

La valentía y determinación de los voluntarios de más de 65 años

euronews_icons_loading
La valentía y determinación de los voluntarios de más de 65 años
Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

Cuando Nadine Courtois se jubiló a los 67 años, aún sentía que tenía mucha energía, tiempo libre y ganas de echar una mano. Sin embargo, el coronavirus hizo que voluntarios como ella, de más de 60 años, no pudieran seguir participando en sus actividades altruistas. Pero tras la primera ola del virus, a los voluntarios se les dio la opción de regresar y Nadine no se lo pensó dos veces. Se encarga de recoger los invendidos de los supermercados de Bruselas para suministral el banco de alimentos de la Cruz Roja belga

"Yo creo que si tenemos cuidado y llevamos la mascarilla todo el tiempo y nos lavamos las manos, es suficiente. La otra opción es quedarse en casa, no hacer nada, y morirse antes de tiempo", declara Nadine Courtois, voluntaria de la Cruz Roja belga.

Sin embargo, no todo el mundo tiene el mismo ánimo. Este año, la Cruz Roja belga solicitó la ayuda de unos 2000 voluntarios, pero debido a la crisis sanitaria, muchos de ellos decidieron no regresar por miedo a contraer el virus.

"Al principio tuvimos un poco de miedo por no saber cómo gestionar la pandemia, por lo que tuvimos que pedir que no vinieran algunos voluntarios, especialmente los mayores de 65 años. Pero como la necesidad de ayudar a las personas más vulnerables ha aumentado mucho, nos dimos cuenta de que les necesitábamos, a ellos y a otros voluntarios", explica Barbara Bentein, jefa de voluntarios en la Cruz Roja Bélgica.

Entre las personas que se benefician de estas ayudas, hay desempleados temporales y mujeres divorciadas. Para que se sientan mejor, además de ofrecerles comida, Nadine o Barbara les acompañan y les escuchan.