Última hora
This content is not available in your region

Cuando la religión cimenta el negacionismo frente a la COVID

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
Una mujer grita 'Jesús' e interpone su mano cuando una persona le pide que se ponga la mascarilla en Los Ángeles, California
Una mujer grita 'Jesús' e interpone su mano cuando una persona le pide que se ponga la mascarilla en Los Ángeles, California   -   Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

Un hombre pide a una mujer que se ponga la mascarilla. Ella responde levantando la mano, como si fuera un escudo, y gritando a pleno pulmón 'Jesús, Jesús'. La escena, muy violenta, tiene lugar en Los Ángeles durante un concierto de un pastor cristiano, polémico por reunir multitudes sin mascarilla ni distancia social.

Varias decenas de seguidores de un pastor están congregados en un parque de Los Ángeles para rezar, cantar y bailar al ritmo de un concierto cristiano. La ceremonia no tendría nada de extraordinario si no fuera porque la mayoría no lleva mascarilla ni respeta las distancias, algo que indigna a la gente que pasa y que les recrimina su postura en un momento en el que la pandemia causa estragos en California, donde se acaban de superar los 25.000 muertos por COVID-19.

Los argumentos de unos chocan con el muro de escepticismo levantado por los otros, dando lugar a algunas escenas de gran tensión.

"Si sientes que no puedes adorar a Jesús con la mascarilla, entonces quítatela y adóralo", dice desde el escenario uno de los organizadores.

"No creo que sean conscientes de que hay una pandemia"

"Estoy aquí para asegurarme de que (el pastor) Sean (Feucht) y sus seguidores, que vienen a hacer proselitismo, lleven las mascarillas porque hay una pandemia en marcha. No estoy seguro de que sea conscientes de ello", dice un joven.

"Vienen aquí sin mascarilla, actuando de manera totalmente pomposa y ridícula, como si la COVID no fuera real y no estuviera matando gente, pero está matando a nuestra gente", se indigna una mujer.

"No tengo ningún miedo, Jesús está conmigo"

No todos los fieles presentes en la ceremonia son negacionistas. "Creo que la COVID es real, pero también creo que tengo derecho a no usar mascarilla", dice una mujer.

Otra asegura que la fe la protegerá frente al virus. "No tengo ningún miedo. Jesús está conmigo. Él que vino a sanar", afirma.

El condado de Los Ángeles concentra el 40 % de los decesos de California. Aquí el virus se cobra, de media, seis vidas cada hora. Los hospitales en buena parte del sur y el centro del estado están colapsados y no quedan camas disponibles en cuidados intensivos.