Última hora
This content is not available in your region

"Vandalismo cultural": Erasmus británicos lamentan el fin del programa que les cambió la vida

Access to the comments Comentarios
Por Emma Beswick
Reino Unido ya no participará en el programa Erasmus de la UE y está previsto que lo sustituya por un programa diferente que lleva el nombre del matemático inglés Alan Turing.
Reino Unido ya no participará en el programa Erasmus de la UE y está previsto que lo sustituya por un programa diferente que lleva el nombre del matemático inglés Alan Turing.   -   Derechos de autor  Copyright Pixabay
Tamaño de texto Aa Aa

Cuando el reloj marcó la medianoche en Bruselas el 31 de diciembre, el período de transición de Brexit de Reino Unido para salir de la UE terminó y con él la pertenencia del país al programa Erasmus, que tiene décadas de antigüedad.

Hasta tres millones de personas han pasado por el programa desde que comenzó en 1987, que ofrece a los estudiantes universitarios de la Unión Europea la oportunidad de estudiar en otro país.

El programa también cuenta con algunos antiguos alumnos famosos, entre ellos la ex Alta Representante de la Unión Europea Federica Mogherini, una serie de políticos europeos y Tom Bird, ex productor ejecutivo del Shakespeare's Globe Theatre de Londres.

Actualmente director ejecutivo del York Theatre Royal, Bird declaró a Euronews que los hitos de su carrera "están inspirados en el espíritu de aventura que me dio Erasmus".

Atribuye esto al reto de aparecer en una nueva ciudad en la que nunca antes había estado sin amigos y "tratando de tener éxito".

"Sacar a Reino Unido del programa Erasmus se siente como un acto de vandalismo educativo y también se siente como un acto de vandalismo cultural", dijo.

El Teatro Real de York
Tom Bird dice que Erasmus "abrió el mundo y mi carrera se volvió más internacionalista".El Teatro Real de York

Bird dice que sin el plan no habría podido financiar su año de estudios en Copenhague (Dinamarca) en 2004 mientras cursaba una licenciatura en la Universidad de Edimburgo, ya que le proporcionó una beca para vivir que fue una "ayuda masiva".

"Hay miles de personas como yo para las que esto realmente abrió el mundo y mi carrera se volvió más internacionalista", añadió.

El Gobierno británico ha dicho que el programa Turing, con el que quiere reemplazar al Erasmus y que lleva el nombre del célebre matemático inglés y descifrador de códigos de la Segunda Guerra Mundial, ofrecerá un acceso más amplio a los estudiantes que podrán estudiar en universidades de todo el mundo, no sólo de Europa, aunque los detalles aún no han sido publicados.

Bird dice que hay posibles beneficios en un nuevo programa, como el hecho de que podría ser más global.

Espera que reciba una buena publicidad y que sus beneficios se comuniquen a los estudiantes, algo que, en su opinión, el Gobierno de Reino Unido y la UE no han hecho con el programa Erasmus.

"Me ayudó a alejarme de pensar de manera estrecha e insular sobre el mundo"

Pero John Cotter no ve el nuevo programa como suficiente para justificar la retirada de Erasmus: "Por lo que he leído, el programa propuesto por Turing no será un sustituto adecuado de Erasmus", dijo a Euronews.

Ahora es profesor de derecho en la Universidad de Keele, estudió en Constanza, Alemania, el cursó del 2002/03 mientras era alumno de Derecho y Alemán en Cork, Irlanda.

El ministro del Gabinete británico Michael Gove ha dicho que la decisión del país de no optar por Erasmus después del Brexit se reduce al beneficio del contribuyente por su dinero, añadiendo que el nuevo plan atendería a los estudiantes de entornos menos privilegiados "que a menudo eran los que no se beneficiaban de planes como Erasmus".

"Los cientos de millones de libras adicionales que nos habría costado se gastarán mejor para asegurarnos de que los niños desfavorecidos... reciban una mejor educación", añadió.

Pero Cotter refuta esta afirmación diciendo que él no venía de una situación familiar acomodada y que el programa "ha transformado las vidas de muchas personas de todo tipo de orígenes, incluido el mío".

A nivel profesional, dijo que su estancia en Alemania le abrió los ojos a las diferencias en cosas como la infraestructura entre países y, profesionalmente, "realmente comenzó mi interés en la legislación de la UE, que es en lo que terminé especializándome".

"Aprender el derecho alemán me hizo ver el derecho de la UE y el derecho irlandés bajo una nueva luz", añadió.

Resultó ser "una de las decisiones más trascendentales de mi vida".

El programa Erasmus también ha ayudado a los europeos a venir al Reino Unido a estudiar, y algunos han construido una vida o una carrera allí.

Después de dejar la escuela en Alemania a los 16 años para hacer un aprendizaje como técnico, Manfred Suddendorf volvió a la educación superior a los 20 años en la Universidad de Aquisgrán y estuvo en la Universidad de Coventry durante un año con el programa Erasmus.

"En este año, me enamoré de Reino Unido y su gente. Mi inglés mejoró considerablemente y sentí que era demasiado pronto para irme".

Suddendorf se quedó en el Reino Unido y completó un doctorado, algo que dice que nunca habría hecho sin su experiencia en Coventry, y trabajó durante varios años en el campo de la Ingeniería Biomédica.

Manfred Suddendorf
El programa Erasmus "transformó mi vida".Manfred Suddendorf

Algunos críticos han señalado el alto costo del programa - Reino Unido contribuyó al programa Erasmus+ con alrededor de 1.800 millones de euros entre 2014 y 2020 y recuperó alrededor de 1.000 millones de euros, según el Departamento de Educación.

Un costo que Gove dijo "era demasiado grande" para garantizar los términos que se le ofrecieron al Reino Unido en el acuerdo de Brexit.

El Departamento de Educación ha dicho que más de 100 millones de libras esterlinas (112 millones de euros) se destinarán al programa Turing para proporcionar financiación a unos 35.000 estudiantes para que hagan prácticas, dirigidas a estudiantes de entornos desfavorecidos.

"Creo que es un error pensar que Erasmus es un programa financiado por los contribuyentes, aunque no digo que esto no suceda", dijo Suddendorf.

"Para mí fue un trabajo muy duro, pero sobre todo una fantástica oportunidad que transformó mi vida".

Aunque los problemas de coste y accesibilidad han dado el golpe final al programa Erasmus en Reino Unido, no cabe duda de que ha cambiado la vida de muchos estudiantes británicos y europeos por igual.

Una nueva generación de jóvenes británicos espera ahora más detalles del Gobierno británico sobre lo que el programa de Turing puede ofrecerles.