Última hora
This content is not available in your region

Trump, presidente de la mayor potencia mundial, bloqueado por los gigantes de Internet

Donald Trump durante una rueda de prensa (archivo)
Donald Trump durante una rueda de prensa (archivo)   -   Derechos de autor  Susan Walsh/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Desde el inédito asalto al Capitolio de Estados Unidos se nota un tremendo silencio en la red social Twitter. Y es que la cuenta de Donald Trump, uno de sus usuarios más activos y con más seguidores está bloqueada. El presidente de la mayor potencia mundial bloqueado como un vulgar maleante por los gigantes de Internet. Otro momento sin precedentes que nos dejan las últimas 24 horas.

La compañía, que desde hace tiempo ya incluía advertencias sobre las falsas acusaciones de fraude electoral de Trump, suspendió la cuenta en una decisión sin precedentes, después de que Trump repitiera estas acusaciónes, apoyando a la turba que tomó el Capitolio en un vídeo que ya ha sido retirado.

Después volvió a publicar un mensaje de apoyo a los manifestantes y esto fue la gota que colmó el vaso para Twitter.

Como resultado de la situación violenta sin precedentes y en curso en Washington, D.C., hemos requerido la eliminación de tres tuits de @realDonaldTrump que se publicaron hoy por repetidas y graves violaciones de nuestra política de Integridad Cívica.

La compañía precisó que esto significa que la cuenta de Trump está bloqueada durante 12 horas hasta que se borren los tuits señalados. Si no se borran la cuenta permanecerá bloqueada. Si Trump reincide, se eliminará definitivamente.

El último anuncio de Trump, en el que reconoce la derrota -a su manera- y promete una transición sin más sobresaltos, se publicó en la cuenta de su portavoz.

Facebook e Instagram decidieron también bloquear las cuentas de Trump durante 24 horas por "dos violaciones de sus políticas". La Casa Blanca no reaccionó a ninguna de estas suspensiones, como consciente de haber sobrepasado varios límites.

Después, decidieron bloquearle durante al menos dos semanas, por lo que pueda pasar.

La estrategia parece haber surtido efecto. O quizás son las dimisiones en cadena de sus asesores y aliados, o la amenaza de acciones legales en cuanto pierda la inmunidad presidencial.

El caso es que en el último vídeo publicado en Twitter, cuando pudo recuperarla, condenó los "odiosos ataques" al Capitolio, después de haberlos alentado.

Aunque algunos en las redes sociales celebraron la decisión de Facebook y Twitter, otros recordaban que estas plataformas han permitido a Trump y a sus seguidores difundir información falsa y propaganda que llegó a su paroxismo este miércoles con la invasión del Capitolio.

Jennifer Grygiel, profesora de comunicaciones de la Universidad de Syracuse y experta en medios sociales, dijo que los eventos del miércoles en Washington, D.C. son un resultado directo del uso de los medios sociales por parte de Trump para difundir propaganda y desinformación, y que las plataformas deberían tener alguna responsabilidad por su inacción.

"Esto es lo que pasa", dijo Grygiel. "No sólo vimos la violación del Capitolio. Las plataformas de medios sociales han sido violadas por el presidente repetidamente. Esto es desinformación. Esto fue un intento de golpe de estado en los Estados Unidos".

Grygiel dijo que la decisión de la plataforma de quitar el video - y la suspensión de Twitter - son demasiado poco, demasiado tarde.

"Se están arrastrando hacia una acción más firme", dijo Grygiel, calificando a Trump como la perfecta muestra de que se necesita una mayor regulación de las redes sociales. "Las redes sociales son cómplices de esto porque ha usado repetidamente los medios sociales para incitar a la violencia. Es la culminación de años de propaganda y abuso de los medios por parte del presidente de los Estados Unidos".

YouTube también prometió borrar el vídeo de Donald Trump aunque no ha suspendido su cuenta.

Guy Rosen, vicepresidente de integridad de Facebook, dijo el miércoles en Twitter que el video fue retirado porque "contribuye a, en lugar de disminuir, el riesgo de que continúe la violencia".

"Esta es una situación de emergencia y estamos tomando las medidas de emergencia apropiadas, incluyendo la eliminación del video del Presidente Trump", dijo Rosen en Twitter.

En un principio, Twitter dejó el video pero bloqueó que la gente pudiera volver a enviarlo por Twitter o comentarlo. Más tarde ese día la plataforma lo borró por completo.

"El Presidente ha promovido la sedición e incitado a la violencia", dijo Jonathan Greenblatt, director ejecutivo de la Liga Antidifamación en una declaración. "Más que nada, lo que está sucediendo ahora mismo en el Capitolio es un resultado directo del miedo y la desinformación que se ha difundido constantemente desde el Despacho Oval".