Última hora
This content is not available in your region

Una destilería familiar estonia elabora una bebida reciclando los árboles de Navidad

Por Janis Laizans
euronews_icons_loading
Los árboles de Navidad iluminan calles y plazas en todo el mundo
Los árboles de Navidad iluminan calles y plazas en todo el mundo   -   Derechos de autor  Efrem Lukatsky/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Estos árboles de Navidad vuelven a cobrar vida en esta destillería familiar en la isla de Saaremaa, en Estonia, en pleno mar Báltico.

Sus ramas, convenientemente aderezadas con cardamomo y piel de limón, se convierten en un delicioso elixir, una especie de tónica que sirve para enriquecer el sabor del licor local.

Un arte ancestral de los pueblos del norte de Europa.

"El jugo de abeto es realmente conocido entre los nórdicos. Se ha utilizado durante siglos, es rico en vitaminas y minerales, con mucha vitamina C y vitamina D. Y además, en estos tiempos cuando se lucha contra la pandemia, todavía hay una mayor demanda", explica el fundador de la destilería Lahhentagge, Tarmo Virki.

Lo que empezó como un pequeño negocio hace tres años reciclando los árboles de Navidad de la isla, ha terminado por echar raíces con los abetos que llegan desde el resto de Estonia, Finlandia y Letonia.

"Bien, es una idea intersante, algo nuevo. Está muy bien que los árboles de Navidad tengan una segunda vida, es genial", comenta la responsable de la oficina de Turismo de Júrmala (Letonia), Aleksandra Stramkale.

Se calcula que unos 50 millones de árboles de Navidad adornan las calles y plazas europeas cada año.

Sin embargo, no todos sirven para producir este brebaje. Sólo los abetos nórdicos que permanecen al aire libre, conservan las propiedades naturales necesarias.

Janis Laizans, euronews:

De un abeto se pueden producir hasta 10.000 litros de tónica para mezclar con el licor de Navidad.