Última hora
This content is not available in your region

Rusia expulsa a diplomáticos de Alemania, Polonia y Suecia en plena visita de Josep Borrell

euronews_icons_loading
Foto de la reunión entre Lavrov y Borrell distribuida por el Ministerio de Exteriores de Rusia.
Foto de la reunión entre Lavrov y Borrell distribuida por el Ministerio de Exteriores de Rusia.   -   Derechos de autor  AP/Russian Foreign Ministry Press Service
Tamaño de texto Aa Aa

Rusia ha expulsado a diplomáticos de Alemania, Polonia y Suecia por, según el Gobierno ruso, haber participado en las protestas a favor de Alexei Navalni. Moscú les ha declarado 'persona non grata' y les exige abandonar el territorio ruso cuanto antes.

La expulsión se produce el día en que el jefe de Asuntos Exteriores de la UE, Josep Borrell, se encuentra en Moscú en una visita diplomática de tres días. Borrell había pedido la liberación del líder opositor criticando las detenciones de miles de sus seguidores.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia dijo que participaron en manifestaciones ilegales en apoyo del crítico del Kremlin Navalny el 23 de enero. Dijo que sus acciones al asistir a las protestas en Moscú y San Petersburgo "eran inaceptables e incompatibles con su estatus diplomático".

El Gobierno sueco ha calificado de "completamente infundadas" las acusaciones y asegura que se reserva el derecho de responder. Alemania también ha dicho que la decisión es "injustificada" según Angela Merkel y que esta ofensa diplomática "no quedará sin respuesta" en palabras de su ministro de Exteriores Heiko Maas "si la Federación rusa no reconsidera esta medida".

Polonia lamenta que esta acción no hará sino agravar la crisis en las relaciones bilaterales.

Por su parte Borrell ha "condenado firmemente" la decisión de Rusia pidiendo que sea "reconsiderada" según ha anunciado un portavoz.

"Josep Borrell se enteró durante su reunión con (el ministro de Asuntos Exteriores ruso) Serguéi Lavrov de que tres diplomáticos europeos iban a ser expulsados de Rusia. Condenó enérgicamente esta decisión y rechazó las acusaciones de que habían realizado actividades incompatibles con su condición de diplomáticos extranjeros", dijo Peter Stano.

La decisión de expulsar a los funcionarios en plena visita de Borrell es un gesto diplomático muy fuerte que deja al responsable de la Política Exterior comunitaria en una situación muy embarazosa.

Josep Borrell y Serguéi Lavrov han reconocido las dificultades y desacuerdos entre los dos vecinos de Continente pero han insistido en los asuntos que unen a la Unión Europea y Rusia, empezando por el posible despliegue de la vacuna Sputnik V.