Última hora
This content is not available in your region

Domingo sangriento en Birmania, la ONU denuncia el uso de la fuerza letal contra los manifestantes

euronews_icons_loading
Domingo sangriento en Birmania, la ONU denuncia el uso de la fuerza letal contra los manifestantes
Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

Al menos dieciocho personas murieron y otras treinta resultaron heridas tras la violenta represión de la policía y el ejército contra las protestas prodemocráticas en Birmania. Según las cifras, adelantadas por la ONU, este domingo ha sido la jornada más sangrienta desde el inicio de las manifestaciones contra el golpe de Estado de la junta militar que derrocó al Gobierno de Aung San Suu Kyi, el 1 de febrero.

En un comunicado, la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos también dijo que "en varias partes del país, las fuerzas policiales y militares se han enfrentado a manifestaciones pacíficas con el uso de la fuerza letal".

La declaración se hizo después de que se multiplicaran los informes de testigos que aludían a disparos de munición real contra los manifestantes, además de gases lacrimógenos, cañones de agua y balas de goma.

La ONU dice tener "información creíble" de muertes como resultado del "uso de balas reales contra la multitud" en la mayor ciudad del país, Ragún, así como en otras ciudades como Dawei, Mandalay, Myeik o Bago, y ha exigido a la junta militar que "detenga inmediatamente el uso de la fuerza contra los manifestantes."