Última hora
This content is not available in your region

Rusia celebra con fervor patriótico el 60 aniversario de la hazaña espacial de Yuri Gagarin

Por Euronews en español
euronews_icons_loading
Rusia celebra con fervor patriótico el 60 aniversario de la hazaña espacial de Yuri Gagarin
Derechos de autor  Alexander Zemlianichenko/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

El presidente Vladímir Putin ha visitado el lugar en el que el cosmonauta aterrizó tras el viaje que lo convirtió en el primer hombre en ir al espacio. Lo hizo en medio de un campo de patatas delante de una niña de cinco años y de su abuela en la ciudad de Engels.

Un hito de 108 minutos

Rusia ha celebrado este lunes el sesenta aniversario de aquella gesta.

Su misión de 108 minutos supuso un hito histórico para la Unión Soviética, con el que se apuntó un importante tanto frente a Estados Unidos en su rivalidad por ser el primero en lanzar a un hombre más allá de la atmósfera.

'El objetivo era sobrevivir'

Guennadi Ziuganov, líder del Partido Comunista, decía tras dejar flores en su tumba: "Gagarin es la persona más famosa del mundo. Es nuestro estandarte y nuestro orgullo. Él es la encarnación del hijo de la patria rusa".

Aquel 12 de abril de 1961 el joven Gagarin, de 27años, demostró tener muchas agallas para salir airoso de situaciones límite. Como la de la escotilla que no cerraba bien justo antes del lanzamiento, o el fallo en el paracaídas poco antes de tocar suelo.

El presidente Putin habla sobre las 'prioridades espaciales'

"De hecho, el objetivo era sobrevivir", comenta Vadim Lukashevich, experto en aviación. "Era lo principal, considerando que la probabilidad de éxito no superaba el sesenta por ciento en ese momento. Durante el lanzamiento del cohete, hubo fases durante las que hubiera resultado imposible salvarlo".

La propaganda comunista equiparó su hazaña a la victoria soviética en la Segunda Guerra Mundial.

Ha sido conmemorada con flores y conciertos por todo el país. Putin ha aprovechado la nostalgia nacionalista para declarar que Rusia debe seguir siendo una gran potencia nuclear y espacial.