Última hora
This content is not available in your region

Alemania reoonoce un genocidio en Namibia

euronews_icons_loading
Alemania reoonoce un genocidio en Namibia
Derechos de autor  Michael Sohn/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Alemania admite por primera vez en su historia que cometió un genocidio en Namibia durante la era colonial. Así lo ha considerado el ministro de Exteriores, Heiko Maas, que ha hecho un reconocimiento de las atrocidades que cometió su país entre 1904 y 1908, además de pedir perdón a las víctimas. Unas 70..000 personas murieron masacradas por soldados germanos. La mayoría, unas 60.000, pertenecía a la etnia herero, y el resto a la nama.

"Los alemanes le hicieron pasar penurias a mi abuela, estuvo sola, creció entre gente extranjera, la obligaron a hablar una lengua extranjera. Y nosotros vivimos en la pobreza por lo que nos hicieron en su momento. Ahora queremos que nos devuelvan la dignidad, las reparaciones deben llegar y queremos que nos devuelvan nuestra tierra", asegura Veronika Kamaakoho Mujazu, descendiente de una superviviente herero.

Berlín ha establecido un fondo de 1.100 millones de euros a repartir en los próximos treinta años para contribuir a mejorar el desarrollo del país, aunque no habla de indemnización para evitar reclamaciones.

El genocidio fue consecuencia de un levantamiento de la población local contra los colonizadores, que les había quitado las tierras y les prohibía tener ganado. Parte de los cadáveres fue utilizado posteriormente para experimentos racistas de médicos allegados a Hitler.

Para Julian Kanyemba, una estudiante, "estamos hablando de vidas humanas. Una vez que se pierde una vida humana, no hay nada que se pueda hacer al respecto. No hay cantidad de dinero que pueda devolver una vida que se ha perdido"

El reconocimiento de Alemania se ha producido apenas 24 horas después de que Francia admitiera su "responsabilidad abrumadora" en el genocidio en Ruanda en 1994 que acabó con las vida de 800.000 personas.