Última hora
This content is not available in your region

De diputado a jardinero para denunciar la deriva autoritaria de Orbán

Access to the comments Comentarios
Por Gábor Tanács
euronews_icons_loading
De diputado a jardinero para denunciar la deriva autoritaria de Orbán
Derechos de autor  Marton Monus/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Ákos Hadházy, diputado opositor independiente en el Parlamento húngaro, se ha convertido en jardinero, por unos días. Fue multado con 100.000 florines (unos 300 euros) por organizar protestas contra el Gobierno durante la pandemia, pero pidió conmutar la multa por trabajos de interés general. Lleva cinco semanas acudiendo a la escuela de formación profesional en Szekszárd.

Dice que "secretamente esperaba poder ir a los hospitales y ayudar, durante la pandemia". "Esto dice mucho del Gobierno, que ni siquiera pensó en dejarme ayudar de una manera significativa", señala.

Hace un año, Ákos Hadházy fue uno de los organizadores de las protestas en las que, a golpe de bocina, muchos húngaros protestaban contra la mala gestión de la pandemia por parte del Ejecutivo. Manifestaciones que se saldaron con represión, multas y detenciones.

"Elegí trabajar aquí durante 38 días para señalar tres cosas. En primer lugar: el primer ministro húngaro tiene mucho miedo a las protestas. Segundo: una persona no puede lograr resultados, pero muchas personas pueden. Y en tercer lugar: es que ya estamos en la etapa del camino de la democracia hacia la dictadura donde sí hay que romper leyes sucias", afirma.

La oposición húngara se prepara para la primera cita electoral en diez años (en 2022) en la que podría tener posibilidades de llegar al Gobierno. Los debates más serios son sobre cómo lidiar con las leyes de la era Orbán, que consideran ilegítimas.

"La oposición se ha enfrentado a fuertes multas durante años y Ákos Hadházy cree que al cambiar el castigo por un servicio público está mostrando la ilegitimidad del sistema. Pero la pregunta es: ¿quién gana cuando un veterinario y diputado de la oposición pasa sus días trabajando como jardinero?", explica Gábor Tanács, Euronews, desde Szekszárd.