Última hora
This content is not available in your region

Miedo y falta de expectativas de futuro para los niños de la Franja de Gaza

euronews_icons_loading
Miedo y falta de expectativas de futuro para los niños de la Franja de Gaza
Derechos de autor  یورونیوز
Tamaño de texto Aa Aa

Desde la ONG Médicos Sin Fronteras advierten que los constantes bombardeos sufridos en la Fanja de Gaza complican el desarrollo de los niños, que día a día se enfrentan a la posibilidad de nuevos ataques que acaban teniendo un enorme impacto en su salud mental y sus expectativas de futuro.

"Estábamos en nuestra casa y oí explosiones alrededor, cerca de la granja y de la mezquita de Omar. Poco después los cristales caían y las casas se desplomaban sobre la gente. Perdimos la esperanza. Algunas personas huyeron y los paramédicos nos dijeron que corriéramos al hospital", cuenta a Euronews Dana Sehwail, una niña de 11 años que reside en Bait Hanoon, al norte de la Franja.

"Preparé mi ropa, mis juguetes y mis accesorios para la fiesta del fin del Ramadán, pero no pude ponérmelos ni salir de casa para celebrarla. No pudimos divertirnos ni disfrutar de ella, sólo se oía el ruido de las explosiones y no nos sentíamos seguros", explica Amal, de 12 años, vecina de Dana.

Maram Abu Odah, de 11 años, nos recibe en su casa de Beach camp, en el oeste de Gaza y cuenta su historia con una muñeca entre sus manos: "Durante la guerra, mi padre nos envió a mí y a mi hermano a casa de mi tío y dos de mis primos vinieron a nuestra casa. Tenía mucho miedo allí, para mí no es lo mismo que estar con mi padre y mi madre. Ellos me hacen sentir segura. Pero piensan que si esta casa es bombardeada, al menos algunos miembros de la familia sobrevivirán y tal vez puedan ayudar a los demás, y viceversa".

"Si con siete años de vida ya has vivido cuatro guerras es difícil no sentir que en el futuro lo único que cabe esperar es que ocurra otra guerra, y algo que me haga daño y que haga daño a mis padres y a la gente que me rodea. Así que afecta mucho a la posibilidad de desarrollarse de forma positiva" explica el psiquiatra de médicos sin fronteras Juan Paris.