Última hora
This content is not available in your region

El ministro de Sanidad alemán pretendía distribuir mascarillas de poca calidad entre los 'sin techo'

euronews_icons_loading
Jens Spahn, ministro de Sanidad de Alemania
Jens Spahn, ministro de Sanidad de Alemania   -   Derechos de autor  Stefanie Loos/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Se le acaban las excusas al ministro de Sanidad alemán, el conservador Jens Spahn (CDU), quien según una investigación de Der Spiegel habría intentado distribuir mascarillas de dudosa calidad entre personas sin hogar, discapacitados y familias con pocos recursos.

Las críticas llueven desde el cuartel general de sus socios de coalición, los socialdemócratas (SPD), quienes hablan de "comportamiento inhumano" al tiempo que alguno de sus dirigentes ha llegado a pedir su dimisión.

Por su parte, Spahn recuerda que las mascarillas fueron sometidas a las preceptivas pruebas de protección frente a la infección, aunque no obtuvieron la certificación europea. Además acusa a los socialdemócratas de atacar a los conservadores, coincidiendo con las elecciones regionales en Sajonia-Anhalt, celebradas el pasado domingo.

Sin embargo, la investigación de Der Spiegel concluye que las mascarillas no reunían las condiciones requeridas en la Unión Europea (UE). Durante el trámite de urgencia, no se realizó la prueba de temperatura para verificar la degradación de las mascarillas, si se exponen a 70ºC durante 24 horas.

Los hechos se remontan a las primeras semanas de la pandemia, cuando Alemania gastó 1 000 millones de euros en mascarillas chinas que no cumplían los estándares europeos.

Desde entonces se prevé su destrucción, aunque el ministro de Sanidad alemán pensó en darles otra utilidad, según siempre las revelaciones de Der Spiegel.

Fuentes adicionales • DER SPIEGEL