Última hora
This content is not available in your region

Caixabank ofrece reducir en 1.300 puestos su plan de recortes tras la huelga

Por Reuters
Caixabank to reduce planned job cuts by 1,300 following strike
Caixabank to reduce planned job cuts by 1,300 following strike   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Jesús Aguado y Cristina Galan

MADRID, 22 jun – El banco español Caixabank ofreció el martes reducir el número de puestos de trabajo a recortar en más de 1.300 respecto a su plan inicial de casi 8.300, mientras miles de empleados iniciaban una jornada de huelga y realizaban concentraciones de protesta por toda España.

Se trata de la segunda acción laboral de este tipo en el sector bancario español en menos de tres semanas, después de que una jornada de huelga de los empleados del BBVA supusiera el primer paro de un banco español a nivel nacional en 30 años.

Tras la adquisición de Bankia, Caixabank dijo en abril que planeaba recortar 8.291 puestos de trabajo, uno de las mayores operaciones de este tipo en la historia de España, para adaptarse al cambio de los clientes hacia la banca online.

El martes, ofreció reducir esa cifra a 6.950, al tiempo que mejoró las compensaciones económicas para los que dejen el banco, dijo Caixabank en un comunicado.

El sindicato español Comisiones Obreras (CCOO), el mayor del sector financiero, exige que cualquier recorte se realice a través de bajas voluntarias, al tiempo que reclama mayores compensaciones económicas.

Un portavoz de CCOO dijo el martes que aún es demasiado pronto para valorar la última oferta del banco.

Está previsto que las negociaciones entre el banco y los sindicatos finalicen el 29 de junio.

“Si mí ahora me despiden no voy a encontrar un sitio en el mundo laboral”, dijo Noelia Anchuelo Berlinches, una empleada de Caixabank de 49 años, que protestaba frente a la sede de Caixabank en Madrid.

“Ahora lo que pedimos es que nos traten con respeto”, dijo Anchuelo Berlinches, que empezó a trabajar hace 30 años en Caja Madrid, la antigua caja de ahorros que se convirtió en Bankia en 2010.

Según CCOO, el 70% de las 5.552 oficinas de Caixabank en España permanecían cerradas por la huelga del martes, aunque ni el banco ni CCOO dijeron cuántos de sus cerca de 44.000 empleados habían participado en la huelga.