Última hora
This content is not available in your region

Las terrazas de Madrid enfrentan a vecinos y hosteleros

Por Carlos Marlasca
euronews_icons_loading
Balcón en el barrio de Chamberí con pancarta de protesta contra el ruido, Madrid, 21/6/2021
Balcón en el barrio de Chamberí con pancarta de protesta contra el ruido, Madrid, 21/6/2021   -   Derechos de autor  Euronews
Tamaño de texto Aa Aa

La peor pesadilla de Carmen y Ángel está a solo unos metros de su casa. El ruido de algunas de las cerca de 1000 terrazas autorizadas por el Ayuntamiento de Madrid por la pandemia no les permite abrir el balcón de su habitación ni siquiera en las calurosas noches de verano

“Estamos continuamente crispados. Porque es que estamos hablando con los vecinos, pendiente de si tenemos que ir aquí, tenemos que hacer acá tenemos que protestar por esto, tenemos que escribir al Ayuntamiento… O sea, estamos todo el día pendientes del tema. Y luego por la noche, yo siempre he tenido problemas de insomnio, pero últimamente ya es que es un escándalo", explica María

Y este no es el único inconveniente al que se enfrentan los vecinos de varios distritos de la capital, como detalla una mujer: “Para mí la problemática general es el tema del aparcamiento, porque yo vivo por aquí, aparco por aquí y es cierto que a lo mejor ahora en estas manzanas ahí, no sé 150, plazas menos de aparcamiento.”

La mengua de los ingresos por el confinamiento y la pandemia hace que los hosteleros como Gala Burgos, que está al frente de un local en el distrito de Chamberí, consideren positiva la medida. al menos durante un tiempo.: “Para los que no teníamos terraza, hasta que se recuperen las pérdidas que hemos tenido por la pandemia, pienso que si sería justo.”

Algo que algunos vecinos apoyan, incluso durante un periodo más largo, aunque con condiciones como “establecer una ocupación máxima de las terrazas y regular los horarios".

Las consecuencias del final del toque de queda

La afluencia a estas terrazas es masiva desde que el toque de queda acabó para los españoles el pasado mes de mayo. Y es posible que desde este último lunes los vecinos tengan que estar soportando más ruido del habitual. A partir de ese día el ocio nocturno puede abrir hasta las 3 de la mañana y eso implica que muchas personas están regresando a casa más tarde de lo habitual.

En Madrid asociaciones vecinales ya han protestado por una situación que se vive en otras ciudades europeas como París, Roma o Barcelona. Desde el Ayuntamiento, insisten en que están trabajando en una normativa que podría contemplar la reducción de los espacios de bares y restaurantes

Borja Carabante, delegado de Medio Ambiente y Movilidad plantea que “a lo mejor hay que establecer algún porcentaje máximo por calle, por barrio o por avenida y es o que precisamente están estudiando ahora los servicios técnicos que se verá plasmado en esa ordenanza de terrazas.”

Por el momento y hasta el 31 de agosto, nuevos locales de la capital española pueden solicitar permisos para ocupar plazas públicas de aparcamiento pegadas a aceras y edificios.