Última hora
This content is not available in your region

Colombia necesita dos meses más para poner fin a las demoras en las exportaciones de café

Por Reuters
Colombia necesita dos meses más para poner fin a las demoras en las exportaciones de café
Colombia necesita dos meses más para poner fin a las demoras en las exportaciones de café   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Marcelo Teixeira

NUEVAYORK, 29 jun – Los exportadores de café de Colombia, el primer productor mundial de arábigo lavado, necesitarán al menos dos meses más para ponerse al día con los retrasos en los envíos causados por las protestas antigubernamentales de mayo, dijo el martes la Federación Nacional de Cafeteros.

Roberto Vélez, gerente de la organización que representa a los cafeteros del país sudamericano, dijo a periodistas que alrededor de 700.000 sacos de café no se pudieron enviar durante las protestas que bloquearon las carreteras que conducen a los puertos, aunque el tránsito de mercancías se ha normalizado.

Vélez afirmó que la federación, que es de lejos el mayor exportador de café colombiano, no cambiará su estimación de exportaciones para 2021, que actualmente proyecta entre 11,5 millones y 12 millones de sacos, a pesar de otras dificultades como la escasez de contenedores.

“Confiamos en que tendremos suficientes contenedores. No creo que eso obstaculice nuestro esfuerzo por normalizar las exportaciones de café para agosto”, declaró el directivo a periodistas durante una conferencia telefónica desde la oficina de la federación en Nueva York.

El café colombiano tiene una gran participación de mercado en Estados Unidos, el mayor consumidor del mundo. Los tostadores estadounidenses han tenido problemas para garantizar los suministros debido a los retrasos en las exportaciones, pagando precios más altos por los lotes que ya están en el país.

Vélez reconoció que probablemente hubo un pequeño reemplazo del café colombiano en el mercado y algunos tostadores cambiaron a otros orígenes de arábicas suaves.

Sin embargo, dijo que fue muy limitado debido a la poca disponibilidad de cafés en Centroamérica, así como por una menor cosecha brasileña este año.

“Por lo tanto, no tendría mucho sentido cambiar y tener que volver a hacerlo un par de meses después”, explicó.

Cuando se le preguntó si los buenos precios actuales del café, cerca del nivel más alto en más de cuatro años, impulsarían la producción en Colombia, el ejecutivo dijo que no era probable.

Vélez aseguró que los costos de producción también aumentaron debido a los precios más altos de los productos químicos agrícolas y los fertilizantes.