Última hora
This content is not available in your region

El Senado de EEUU trabaja durante el fin de semana en proyecto de ley de infraestructuras

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
El Senado de EEUU trabaja durante el fin de semana en  proyecto de ley de infraestructuras
El Senado de EEUU trabaja durante el fin de semana en proyecto de ley de infraestructuras   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

WASHINGTON, 31 jul – El Senado de Estados Unidos continuará trabajando el sábado en un proyecto de ley de un billón de dólares para carreteras, líneas ferroviarias y otras infraestructuras, la principal prioridad legislativa del presidente Joe Biden.

El ambicioso plan cuenta con el respaldo de demócratas y republicanos y ya ha superado dos obstáculos por amplios márgenes en el estrechamente dividido Senado.

En una muestra de la complicada negociación que conlleva, la votación para iniciar el debate del proyecto se suspendió durante 45 minutos el viernes, ya que los legisladores se preguntaban cómo afectaría al servicio de Internet de banda ancha.

Finalmente, el Senado votó por 66 a 28 a favor del proyecto de ley, con 16 republicanos que se unieron a la aprobación de los 48 demócratas y dos independientes.

El paquete aumentará drásticamente el gasto del país en carreteras, puentes, tránsito y aeropuertos. Los partidarios de la ley prevén que se apruebe en el Senado y en la Cámara de Representantes, y que llegue a la mesa de Biden para que la firme.

La ley incluye unos 550.000 millones de dólares en nuevos gastos, además de 450.000 millones de dólares ya aprobados. También incluye dinero para eliminar las tuberías de agua de plomo y construir estaciones de carga para vehículos eléctricos.

Pero hasta el viernes por la noche, la legislación todavía se estaba redactando. Una vez completada esa tarea, posiblemente el sábado, se convertirá en un punto de partida desde el que los miembros individuales ofrecerán sus enmiendas.

El proyecto de ley no incluye la financiación de la mayoría de las iniciativas sociales y sobre el cambio climático que los demócratas pretenden aprobar en un proyecto separado de 3,5 billones de dólares sin el apoyo de los republicanos.

Los demócratas tienen márgenes muy estrechos tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes, lo que significa que el partido debe mantenerse unido para lograr sus objetivos legislativos.