Última hora
This content is not available in your region

La caravana de elefantes que vagaba por China ha encontrado un nuevo hogar

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual
Elefantes cruzando un puente en China
Elefantes cruzando un puente en China   -   Derechos de autor  AP/Yunnan Provincial Command Center for the Safety and Monitoring of North Migrating Asian Elephants
Tamaño de texto Aa Aa

Tras más de tres meses recorriendo el sur de China han conseguido llegar a un hábitat más apropiado. La caravana de paquidermos consiguió cruzar esta semana en dirección sur el río Yuanjiang. Era su principal barrera a la hora de moverse a un hábitat más propicio.

La Administración Nacional de Bosques y Pastizales dijo que los animales se encontraban en un "hábitat adecuado" tras cruzar el río.

Un aviso emitido por el Gobierno provincial dijo que el progreso de la manada era significativo y que seguiría trabajando para que los elefantes volvieran pronto a su hábitat natural.

Los elefantes agaban por la provincia meridional de Yunnan tras moverse de nuevo el pasado mes de mayo. Hasta hace casi un año vivían tranquilamente en su hábitat habitual en Xishuangbanna, región conocida por su selva tropical y su clima monzónico. Sin que quedaran claras las razones de su desplazamiento salieron de allí.

Las lluvias complicaron la travesía

La llegada de la temporada de lluvias a la zona el pasado julio incrementó la dificultad para que los elefantes pudieran pasar, dado que el caudal del río había subido de forma considerable.

Según la agencia de noticias Xinhua, las autoridades bloquearon la orilla del río con decenas de camiones para evitar que los los elefantes pasaran por determinadas zonas más complicadas. Les forzaron a continuar su travesía hasta un puente por el cual pudieron cruzar sin dificultad.

Chen Mingyong, investigador de elefantes de la Universidad de Yunnan, ha indicado que el río Yuanjiang "es la línea divisoria" que marca "la idoneidad del entorno para la vida de los elefantes".

Las autoridades locales han desplegado camiones, trabajadores y drones para vigilar a los elefantes, han evacuado carreteras para que pasen con seguridad y han utilizado alimentos para alejarlos de las zonas pobladas. A pesar de su entrada en las aldeas y de acercarse a la capital de la provincia de Yunnan, Kunming, ningún animal o persona ha resultado herido.

Los 14 elefantes asiáticos de diversos tamaños y edades abandonaron la reserva hace más de un año por razones desconocidas y vagaron más de 500 kilómetros hacia el norte. Tras llegar a las afueras de Kunming, un centro de negocios y turismo, volvieron a girar hacia el sur, pero todavía están lejos de la reserva.

Uno de los machos que se separó de la manada fue posteriormente tranquilizado y devuelto a la reserva.

Los elefantes asiáticos se encuentran entre los animales más protegidos de China y su población ha crecido hasta alcanzar los 300 ejemplares, a pesar de que su hábitat se ha reducido por la expansión de la agricultura y el crecimiento urbano.

Fuentes adicionales • EFE , AP, Xinhua