Última hora
This content is not available in your region

Disparan cohetes contra el aeropuerto de Kabul mientras EEUU se apresura a completar la evacuación

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Disparan cohetes contra el aeropuerto de Kabul mientras EEUU se apresura a completar la evacuación
Disparan cohetes contra el aeropuerto de Kabul mientras EEUU se apresura a completar la evacuación   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

30 ago – Las defensas antimisiles de Estados Unidos interceptaron hasta cinco misiles que fueron disparados contra el aeropuerto de Kabul en la madrugada del lunes, dijo un oficial estadounidense, mientras Estados Unidos se apresura a completar su retirada de Afganistán para poner fin a su guerra más larga.

Las fuerzas estadounidenses y aliadas se apresuran a evacuar a sus ciudadanos restantes y a los afganos en riesgo antes de completar su propia retirada antes del martes para cumplir con el plazo acordado entre los talibanes y Washington.

La misión se volvió más urgente y peligrosa después de que un atentado suicida del Estado Islámico matara el jueves a 13 militares estadounidenses y a decenas de civiles afganos en las afueras del aeropuerto.

Un alto cargo estadounidense, que habló bajo condición de anonimato, dijo a Reuters que los informes iniciales no indicaban ninguna baja estadounidense por el último ataque con cohetes, pero esa información podría cambiar.

Los medios de comunicación afganos informaron de que el ataque con cohetes se realizó desde la parte trasera de un vehículo. Según la agencia de noticias Pajhwok, varios cohetes impactaron en distintas partes de la capital afgana.

Estados Unidos y sus aliados han evacuado a unas 114.400 personas entre extranjeros y afganos en riesgo en una operación que comenzó un día antes de que Kabul cayera en manos de los talibanes el 15 de agosto, pero decenas de miles de afganos más, desesperados, se enfrentan a quedarse atrás.

“Hemos intentado todas las opciones porque nuestras vidas están en peligro. Ellos (los estadounidenses o las potencias extranjeras) deben mostrarnos una forma de salvarnos. Debemos abandonar Afganistán o deben proporcionarnos un lugar seguro”, dijo una mujer a las puertas del aeropuerto.

Dos oficiales estadounidenses dijeron a Reuters que las evacuaciones continuarían el lunes, dando prioridad a las personas consideradas de riesgo extremo. Otros países también han presentado solicitudes de última hora para sacar a personas de esa categoría, dijeron los oficiales.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, asistió el domingo a una ceremonia en la base de la Fuerza Aérea de Dover, en Delaware, para rendir homenaje a los miembros del ejército estadounidense muertos en el ataque del jueves.

Biden cerró los ojos e inclinó la cabeza hacia atrás mientras los ataúdes de traslado envueltos en banderas que transportaban los restos mortales salían de un avión militar.

Ninguno de los militares caídos tenía más de 31 años, y cinco sólo tenían 20, tan viejos como la propia guerra de Afganistán.

Biden ha prometido vengar el ataque del Estado Islámico.

Un ataque estadounidense con drones mató el domingo a un militante suicida que, según oficial del Pentágono, se preparaba para atacar el aeropuerto en nombre del ISIS-K, una rama local del Estado Islámico que es enemiga tanto de Occidente como de los talibanes.

El Comando Central de Estados Unidos dijo que estaba investigando los informes de víctimas civiles del ataque, el segundo del ejército estadounidense contra presuntos militantes del ISIS-K.

“Sabemos que hubo explosiones subsiguientes sustanciales y potentes como resultado de la destrucción del vehículo, lo que indica una gran cantidad de material explosivo en el interior que puede haber causado víctimas adicionales”, dijo.

La salida de las últimas tropas marcará el fin de la intervención militar liderada por Estados Unidos en Afganistán, que comenzó a finales de 2001, tras los atentados del 11 de septiembre de Al Qaeda contra Estados Unidos.

Las fuerzas respaldadas por Estados Unidos derrocaron al Gobierno talibán que había dado refugio al líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, que finalmente fue encontrado por las fuerzas estadounidenses en Pakistán en 2011, y han participado en una guerra de contrainsurgencia contra los militantes islamistas durante las últimas dos décadas.

El Gobierno de los talibanes entre 1996 y 2001 se caracterizó por una dura versión de la sharia, la ley islámica, con muchos derechos políticos y libertades básicas recortadas y con las mujeres gravemente oprimidas.

El portavoz de los talibanes, Zabihullah Mujahid, ha dicho que el grupo anunciará un gabinete completo en los próximos días, y que las dificultades disminuirán rápidamente una vez que la nueva administración esté en funcionamiento.

Pero con su economía destrozada por décadas de guerra, Afganistán se enfrenta ahora a un repentino cese de la entrada de miles de millones de dólares en ayuda extranjera.