Última hora
This content is not available in your region

Se dispara el turismo de vacunación ruso en Serbia para recibir la vacuna de Pfizer

Access to the comments Comentarios
Por Blanca Castro con AP y EFE
euronews_icons_loading
La gente espera en la cola para recibir una dosis de la vacuna COVID-19 en el centro de vacunaciónen Belgrado, Serbia, el  2 de octubre de 2021.
La gente espera en la cola para recibir una dosis de la vacuna COVID-19 en el centro de vacunaciónen Belgrado, Serbia, el 2 de octubre de 2021.   -   Derechos de autor  AP / Darko Vojinovic
Tamaño de texto Aa Aa

Cuando en agosto del año pasado Rusia registró la primera vacuna contra la COVID-19 el país celebró con orgullo la noticia. Nadezhda Pavlova y su familia se apresuraron en vacunarse, y aunque ya poseen la pauta completa han decido viajar a Serbia para recibir la vacuna Pfizer como refuerzo. Esta les permitirá viajar a Occidente.

"Nos vacunamos con Pfizer porque queremos viajar por el mundo. También nos gusta la Sputnik, con la que nos vacunamos en Rusia. Pero nuestro refuerzo fue con Pfizer. Esto nos dará una fuerte protección contra el coronavirus y nos permitirá no sólo viajar por el mundo, sino también ver a nuestros seres queridos sin miedo, porque tenemos doble protección", cuenta Pavlova.

Hasta el momento, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha aprobado las vacunas Pfizer-BioNTech, AstraZeneca, Johnson & Johnson, Moderna y las de fabricación china Sinovac y Sinopharm.

Mientras que la Sputnik V -la vacuna desarrollada en Rusia y la única disponible en el mercado nacional- sigue a la espera de la aprobación tanto de la OMS como de la Agencia Europea del Medicamento para que así sus vacunados puedan viajar sin restricciones.

Pero en septiembre, la OMS anunció otro retraso a su aprobación. La larga espera ha llevado a los rusos a buscar soluciones en otros lugares.

La Asociación Rusa de Operadores Turísticos informó de que a mediados de septiembre aparecieron en el mercado ruso "paquetes turísticos de vacunación" para quienes deseen vacunarse con vacunas avaladas por la OMS.

"La gente no quiere esperar, necesita poder entrar en Europa por diversas razones personales", explicó Anna Filatovskaya, portavoz de la agencia de viajes Russky Express en Moscú.

Los tours a Serbia se han disparado, según constatan los números de las agencias de viaje. Inclusive con solo mirar detenidamente las calles de Belgrado, resalta la concentración de los rusos en los centros de vacunación, hoteles, restaurantes y bares.

Serbia es una opción de vacunación conveniente para los rusos porque pueden entrar en el país sin visado y porque ofrece una amplia gama de vacunas de fabricación occidental.

Maya Lomidze, directora ejecutiva de la Asociación Rusa de Operadores Turísticos, detalló que los precios de estos paquetes oscilan entre 300 y 700 dólares, dependiendo de lo que incluyan.

Pero los rusos que viajan hasta Serbia por un pinchazo son una minoría. El Kremlin revela que solo el 30,8% de su población ha recibido la pauta completa. Esto se debe en gran parte a una reticencia a la vacunación.

Rusia no logra bajar las cifras de contagios y de muertes desde junio pasado. Este sábado registró un nuevo récord de muertes por covid-19 con 968 decesos en 24 horas.