Última hora
This content is not available in your region

Serbia pide ayuda a Rusia para hacer frente a los altos precios del gas

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
Serbia pide ayuda a Rusia para hacer frente a los altos precios del gas
Derechos de autor  Darko Vojinovic/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Serbia busca frente a Rusia el mejor precio del gas posible. El presidente Aleksandar Vucic continúa, convencido, con su trabajo diplomático para conseguir de Moscú una importante rebaja de los actuales y altísimos precios del gas. Reunido en Belgrado con el ministro de Exteriores ruso Serguéi Lavrov, Vucic no ocultaba en absoluto sus intenciones:

"Espero, y así se lo he pedido al ministro Serguéi Lavrov para que se lo haga saber al presidente Putin y al viceprimer ministro Borísov, y no me avergüenza admitir, que esperamos que Serbia tenga el mejor precio del gas de Europa, no lo oculto. Mi trabajo es luchar por nuestro pueblo", decía tras el encuentro Vucic.

El enlace de unión entre ambos países para abordar esta cuestión no es otro que el gasoducto que conecta el famoso Turkstream con Hungría pasando por Serbia. La intención de Vucic es la de optener ese descuento deseado con la tarifa de tránsito correspondiente.

Desde Bruselas, por su parte, lamentan que Rusia esté usando "la palanca del gas" para presionar a los Balcanes Occidentales, lo que para Lavrov no es nada nuevo:

"En cuanto a las acusaciones y los mantras de que Rusia se inmiscuye en la vida de los países de los Balcanes Occidentales, nos hemos acostumbrado a ellos", decía el ministro ruso. "En nuestras relaciones con Serbia, así como con otros países de esta región, nuestras directrices son exclusivamente el beneficio mutuo y el equilibrio de intereses".

Tanto Moscú como Belgrado aseguran también que la reciente crisis del precio del gas es consecuencia de una política "demasiado verde" de la Unión Europea y de la introducción de un impuesto sobre el carbono demasiado severo, así como de su decisión de no firmar con Rusia acuerdos de gas a largo plazo.