This content is not available in your region

Alemania se encamina hacia una 'coalición semáforo' liderada por Olaf Scholz

Access to the comments Comentarios
Por Euronews  con Agencia Efe
euronews_icons_loading
AP / Markus Schreiber
AP / Markus Schreiber   -   Derechos de autor  El líder del SPD, Olaf Scholz, en el centro, la líder del Partido Verde, Annalena Baerbock, a la izquierda, y el presidente del FDP, Christian Lindner, a la derecha, asisten a una rueda de prensa conjunta en Berlín, el 15 de octubre de 2021.

La cúpula del Partido Socialdemócrata de Alemania (PSD) dio luz verde a las negociaciones que llevarían a formar una "coalición semáforo" para el próximo gobierno Feneral.

Todo apunta que sería una alianza liderada por Olaf Scholz, apoyada por Los Verdes y liberales. Solo faltaría que estos últimos ratifiquen el documento pactado este viernes, la próxima semana.

"Una cuestión importante es la modernización industrial de nuestro país, que debe tener éxito de tal manera que al mismo tiempo consigamos detener el cambio climático provocado por el hombre. Esto significa que necesitamos una expansión masiva de las energías renovables para que nos sea posible abandonar el uso de recursos fósiles lo antes posible. Esto es exactamente lo que nos hemos propuesto hacer juntos. Será el mayor proyecto de modernización industrial que probablemente haya emprendido Alemania en más de 100 años. Y beneficiará enormemente a nuestra economía", declaró Scholz, líder de la formación socialdemócrata y vicecanciller de Alemania.

El documento pactado entre los tres partidos para ser la base de las negociaciones de coalición subraya la importancia de la transformación ecológica y la descarbonización, descarta alzas de impuestos, con lo que se cumple uno de los principales deseos de los liberales, plantea una ofensiva de inversiones y medidas dirigidas a aumentar la cohesión social.

"Para que no siguiéramos haciendo política en este país sobre la base del mínimo común denominador, sino que aseguráramos una verdadera renovación en una coalición progresista, era importante que hubiera un entendimiento entre los tres partidos diferentes para que todos dieran también algo de sí por una vez, para que pudiéramos abordar realmente las grandes cuestiones de nuestro tiempo con valentía, y ser capaces de abordarlas con valentía significa también tener el valor de tomar decisiones difíciles para que podamos realmente poner en marcha la renovación en esta década con respecto a las cuestiones del futuro", dijo por su parte Annalena Baerbock, líder del partido de la Alianza 90/Los Verdes.

Para el presidente del Partido Democrático Libre (FDP), Christian Lindner, una alianza entre los tres partidos representa una oportunidad que "durante mucho tiempo no se había dado de modernizar la sociedad y el estado".

"Los últimos días han estado marcados por un matiz especial. Tres fuerzas políticas se han reunido y han organizado conversaciones en un entorno muy discreto, con mucha seriedad y curiosidad por las posiciones de sus homólogos. Este estilo marca por sí solo un punto de inflexión en la cultura política alemana", agregó tras las palabras de Scholz y Baerbock.

Otra de las medidas planeadas es el aumento del salario mínimo de 9,60 euros a 12,0 euros por hora, lo que estaba en los programas del SPD y de Los Verdes.

El FDP, que en la campaña había rechazado el alza del salario mínimo, pudo aceptar el compromiso, según Lindner, gracias a que verdes y socialdemócratas cedieron en otros puntos como el de introducir un elemento de capitalización en el actual sistema de jubilaciones, que es un sistema de reparto.

Lindner que inicialmente era escéptico ante la posibilidad de lograr un acuerdo con socialdemócratas y verdes debido a las diferencias programáticas existentes entre los tres partidos, se declaró "impresionado" por la forma como se habían dado las conversaciones previas.

El propio Scholz había expresado estos días desde Washington, donde viajó en su calidad de ministro de Finanzas de la última coalición de Angela Merkel, su confianza en que se logrará un pacto de gobierno antes de la pausa navideña.

El SPD fue el partido más votado en las elecciones generales del 26 de septiembre, con un 25,7 %. Los Verdes obtuvieron el mejor resultado de su historia en unos comicios nacionales, con un 14,8 %, y los liberales quedaron en un 11,5 %.

El tripartito entre socialdemócratas, verdes y liberales era así la constelación más probable para el gobierno que sucederá a la última gran coalición de Merkel; los conservadores cayeron con su candidato a la cancillería, Armin Laschet, un 24,1 % de los votos, su récord histórico a la baja.